Cómo cuidar las almohadillas del perro: consejos y mejores cremas y protectores

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el

A diferencia de los humanos, los perros normalmente van descalzos a todas partes, y, si bien es cierto que sus almohadillas son duras y resistentes, lo cierto es que, en muchas ocasiones, pueden sufrir daños.

Ten en cuenta que nuestros canes pisan todo tipo de superficies con sus patas, y que sus almohadillas están en contacto directo con ellas, pudiendo sufrir abrasiones o cortes debido a cosas como el calor excesivo del asfalto, la nieve, que pisen algún objeto cortante, o que se hayan dado una caminata más larga de lo habitual por un terreno irregular.

Ado Quatro: la crema para proteger las almohadillas de los perros

Protector almohadillas Ado Quatro

* Con centella asiática, un potente cicatrizante
* Aumenta la resistencia al roce de las almohadillas
* Fácil de usar, gracias a su aplicador
* Previene y trata las lesiones

Por todo esto, es importante que prestemos la atención que se merecen a las almohadillas de nuestros perros, para mantenerlas en buen estado. A lo largo de este artículo vamos a ver varios productos que nos permitirán proteger las almohadillas de los perros, de modo que permanezcan duras, pero sin estar resecas ni agrietadas, para que nuestros peludos puedan acompañarnos en nuestras aventuras libres de dolores y molestias en sus patitas.

Además, también daremos una serie de consejos generales sobre cómo podemos cuidar adecuadamente las almohadillas de nuestros perros, para evitar que lleguen a aparecer problemas.

Cremas y bálsamos para prevención de daños en las almohadillas

Almohadillas perro

En el mercado podemos encontrar una serie de cremas y bálsamos especialmente diseñados para la protección y el cuidado de las almohadillas de los perros, y así ayudar a prevenir los diversos daños que pueden aparecer debido a un excesivo calor en el asfalto, un terreno excesivamente irregular, la nieve, o (lo que es peor) los diferentes productos químicos empleados para eliminarla, etc.

Podríamos decir que estos productos actúan como un endurecedor de las almohadillas de los perros, ya que, al aplicarlos, crean una fina capa que actúa a modo de aislante, de manera que la piel de la almohadilla no está en contacto directo con el suelo. Además de ello, también hidratan la piel de la almohadilla y la reparan, en caso de que ya estuviera dañada.

La crema para prevención de daños en las almohadillas que recomendamos | Ado Quatro

Ado Quatro: la crema para proteger las almohadillas de los perros

Características principales

* Con centella asiática, un potente cicatrizante
* Aumenta la resistencia al roce de las almohadillas
* Fácil de usar, gracias a su aplicador
* Previene y trata las lesiones

El protector de almohadillas de perro Ado Quatro es uno de los más populares que podemos encontrar en el mercado, debido a que sirve tanto para prevenir lesiones como rozaduras, cortes o almohadillas levantadas, como para tratar cualquiera de estos problemas, en caso de que el perro ya los tenga.

Se trata de una loción cuyo principal ingrediente es la centella asiática, una planta medicinal que posee un gran poder cicatrizante. Ésta potencia la producción de colágeno, una proteína que contribuye a aumentar la flexibilidad de la piel, al tiempo que le aporta dureza y firmeza.

Todo esto hace que el uso periódico de Ado Quatro aumente la resistencia al roce de las almohadillas plantares en perros de gran actividad, tanto esporádica como habitual, evitando de este modo irritaciones y abrasiones.

En cuanto a su modo de empleo, es muy sencillo. No tienes más que ponérsela a tu perro en las almohadillas, utilizando el aplicador, que es similar al pincel de un esmalte de uñas. Lava bien las almohadillas, y sécalas por completo, y desliza el aplicador por toda la superficie, depositando una capa uniforme, como si fuera un barniz. Eso sí: es importante que evites que tu peludo se lama las patas durante unos minutos, tras la aplicación.

Si quieres utilizar el endurecedor de almohadillas para perros Ado Quatro a modo preventivo, para evitar lesiones, aplícalo cada dos o tres días, durante tres semanas antes de una temporada de gran actividad. Si, por el contrario, las almohadillas de tu perro ya están irritadas, puedes tratarlas aplicándole este bálsamo diariamente durante una o dos semanas.

¿Quién debería comprar Ado Quatro?
Quien tenga un perro con almohadillas sensibles, sobre todo en épocas de mayor actividad, para evitar que aparezcan irritaciones y otras lesiones, y también para tratarlas, si ya presentan algún problema.

La crema para almohadillas de perro Ado Quatro viene en un envase de 70 ml. Si deseas verlo con más detalle, o quieres comprarlo, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

Otras cremas y lociones para proteger almohadillas que te podrían interesar

Si bien consideramos que Ado Quatro es uno de los mejores protectores de almohadillas plantares para perros que hay en la actualidad, hay otros productos que también funcionan muy bien y que quizá puedan resultarte interesantes. Te los mostramos bajo estas líneas:

Protectores adhesivos para las almohadillas del perro

Protectores adhesivos para las almohadillas de los perros

Hay ocasiones en que nuestros perros necesitan una mayor protección en sus almohadillas, ya sea porque hace mucho calor y corren el riesgo de quemárselas con el asfalto, porque esté nevando, o porque vayamos a hacer una larga ruta de montaña con él por terrenos irregulares.

Si bien en estos casos lo que más protege son unas botas o zapatos para perros, muchos de nuestros peludos no llevan demasiado bien eso de andar calzados.

Si este es tu caso, una buena solución podrían ser los protectores autoadhesivos para las almohadillas de perro: se pegan con un adhesivo de larga duración a las almohadillas, creando una barrera protectora más gruesa que la que se consigue con cremas o bálsamos, siendo muy efectivos para proteger las patas de nuestros peludos del frío y el calor, así como de cualquier superficie que pueda resultar abrasiva.

Es, en definitiva, como llevar sólo las suelas de los zapatos, por lo que el perro le resulta menos invasivo.

Los protectores adhesivos para almohadillas que recomendamos | VALFRID

Protectores adhesivos para las almohadillas del perro - VALFRID

Características principales

* Almohadillas con adhesivo hipoalergénico
* Superficie antideslizante
* Textura transpirable
* Para perros de todos los tamaños (6 tallas)

Los protectores adhesivos para almohadillas VALFRID son una forma efectiva de proteger las almohadillas de tu perro de todo tipo de superficies, ya que se pegan a ellas con un potente adhesivo hipoalergénico, que por supuesto no resulta tóxico para nuestros canes.

Una vez los tenga puestos, estará protegido durante un periodo de tres o cuatro días, momento en el cual, simplemente, los desecharemos y cambiaremos por otros.

Este tipo de protectores tienen la ventaja sobre otros, tipo crema o loción, como los que veíamos en el apartado anterior, de que son más gruesos, por lo que su protección contra el calor o el frío excesivo del suelo, así como de las diversas superficies irregulares o abrasivas, es más efectiva. Sin embargo al contrario que éstos, no tratan las almohadillas en el caso de que ya estén dañadas.

Otra de sus ventajas es que añaden una capa acolchada a las almohadillas del perro, algo que puede resultar bastante cómodo para algunos canes, sobre todo si ya son mayores. Llevándolos puestos, podrán evitarse cortes, quemaduras o abrasiones en las almohadillas.

Además de esto, cada uno de los protectores llevan un patrón formado por varios puntos de contacto de silicona antideslizante, por lo que no sólo sirven para proteger las almohadillas de posibles daños, sino que también evitarán que tu peludo resbale, otorgándole así más estabilidad en suelos de cerámica, por ejemplo.

Otra ventaja más añadida es que, si tienes suelos de parquet, también los protegerás de las patas de tu perro.

Puedes hacerte con estos protectores adhesivos en seis tallas diferentes, de modo que te servirán sea cual sea el tamaño de tu perro. Estas son sus especificaciones:

  • Talla S: miden 3,3 x 3,9 cm, y son adecuados para perros de hasta 5 kg, como puede ser un yorkshire, un chihuahua o un bichón maltés, por ejemplo.
  • Talla M: miden 3,8 x 4,4 cm, y son adecuados para perros de entre 5 y 9 kg, como puede ser un schnauzer mini, un shi tzu, o un carlino, por ejemplo.
  • Talla L: miden 4,2 x 4,8 cm, y son adecuados para perros de entre 9 y 18 kg, como puede ser un beagle, un boston terrier o un shiba inu, por ejemplo.
  • Talla XL: miden 5 x 5,7 cm, y son adecuados para perros de entre 18 y 27 kg, como puede ser un border collie, un bulldog o un podenco ibicenco, por ejemplo.
  • Talla XXL: miden 6,3 x 7 cm, y son adecuados para perros de entre 27 y 36 kg, como puede ser un pitbull, un labrador o un pastor alemán, por ejemplo.
  • Talla XXXL: miden 7,8 x 8,5 cm, y son adecuados para perros de más de 36 kg, como puede ser un gran danés, un alaskan malamute o un rottweiler, por ejemplo.
¿Quién debería los protectores adhesivos para almohadillas VALFRID?
Quien tenga un perro que rechace los zapatos, pero busque un producto que proporcione a sus almohadillas una capa de protección más gruesa que una crema.

Los protectores adhesivos para las almohadillas de tu perro VALFRID son muy fáciles de utilizar. Antes de pegarlos, eso sí, asegúrate de recortar las uñas y el pelo que crece entre las almohadillas, para que de ese modo queden mejor adheridos, así como de lavar y secar completamente las almohadillas.

Puedes verlos con más detalle –y, si lo deseas, comprarlos– haciendo click en el enlace que encontrarás a continuación.

Zapatos para proteger las almohadillas de los perros

Zapatos para perros

Si buscas proteger al máximo las almohadillas de tu perro, no hay nada más efectivo que unos buenos zapatos o botas, ya que le proporcionarán a tu can una protección máxima contra el excesivo calor del asfalto, contra la nieve y el hielo, así como contra la sal u otros productos anticongelantes empleados para eliminarlos, y les otorgarán estabilidad y protección cuando caminen por terrenos irregulares, piedras afiladas, cristales, etc.

Por otra parte, los zapatos pueden serte de gran ayuda en el caso de que ya estén las almohadillas del perro agrietadas o levantadas, puesto que podrás utilizarlos para protegerlas de la suciedad o de otros daños. Por último, los zapatos pueden ser muy convenientes para canes con problemas de estabilidad, ya que les proporcionarán una mejor tracción, dándoles más seguridad al caminar.

Los zapatos para perros que recomendamos | Ruffwear Grip Trex

Ruffwear Grip Trex - Botas para perros ideales para senderismo

Características principales

* Suelas de caucho antideslizantes
* Muy cómodos y transpirables
* Flexibles y resistentes
* Para perros de todos los tamaños (8 tallas)

Los zapatos para perros Ruffwear Grip Trex son aptos para todo tipo de terrenos y para toda clase de perros, incluso aunque sean muy activos, ya que son realmente flexibles y adaptables, de modo que tu peludo se sentirá muy cómodo en cuanto se acostumbre a llevarlos puestos.

Y es que estos zapatos de la prestigiosa marca americana Ruffwear son todo un lujo para nuestros canes: su parte superior es de tejido Ripstop, el cual es muy transpirable, a pesar de que consigue evitar que penetren en su interior la suciedad, así como las pequeñas piedras, etc.

Además, llevan una costura reflectante, para que así siempre puedas localizar a tu amigo de cuatro patas, incluso aunque empiece a oscurecer.

En cuanto a la suela de estos excelentes zapatos, está fabricada con caucho Vibram, y es realmente resistente y totalmente antideslizante, por lo que le proporcionarán un agarre inmejorable a tu perro en todo tipo de terrenos.

Ponerle a tu perro los zapatos Ruffwear Grip Trex resulta muy sencillo, gracias a su sistema de cierre, que cuenta con una correa de velcro que deberás pasar por una hebilla, proporcionando un ajuste perfecto y muy seguro.

Para que tu perro esté cómodo con sus nuevos zapatos, es imprescindible que elijas la talla correcta, para lo cual deberás medir bien sus patas. Ten en cuenta que el zapato no debe apretarle, pero tampoco quedarle demasiado holgado, puesto que en ninguno de los casos se sentiría cómodo con ellos puestos.

Debes tener en cuenta que, en el caso de algunos perros, las patas traseras necesitan una talla inferior a las delanteras, de modo que lo mejor es que las midas también.

Fina wearing Ruffwear Grip Trex™ Boots for the first time


La forma correcta de medir las patas de tu perro es colocándolo sobre una superficie plana. Pon un papel debajo de una de sus patas delanteras, levantando la otra, para que así cargue su peso en la pata que estás midiendo. Haz una marca con un lápiz a ambos lados de la pata, por su parte más ancha, y después mide la distancia. Para medir las patas traseras, repite el proceso.

Puedes comprar los zapatos Ruffwear Grip Trex en ocho tallas, cuyas medidas son las siguientes:

  • Talla XXXS: 3,8 cm (1,5 pulgadas)
  • Talla XXS: 4,4 cm (1,75 pulgadas)
  • Talla XS: 5,1 cm (2 pulgadas)
  • Talla S: 5,7 cm (2,25 pulgadas)
  • Talla M: 6,4 cm (2,5 pulgadas)
  • Talla L: 7 cm (2,75 pulgadas)
  • Talla XL: 7,6 cm (3 pulgadas)
  • Talla XXL: 8,3 cm (3,25 pulgadas)
¿Quién debería los zapatos para perros Ruffwear Grip Trex?
Quien busque unos zapatos de calidad premium que proteja de forma muy efectiva las almohadillas de las patas de su perro en cualquier tipo de terreno.

Los zapatos para perros Ruffwear Grip Trex están disponibles en tres colores, y se venden en packs de dos unidades, por lo que deberás comprar 2 packs para cubrir las 4 patas de tu perro. La ventaja que tiene esto, es que podrás comprar diferentes tallas para las patas delanteras y las traseras, en caso necesario.

Si deseas verlos con más detalle, o decides comprárselos a tu perro, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

Para ver más productos de este tipo, no dejes de echarle un vistazo a nuestro artículo específico sobre zapatos para perros, donde podrás encontrar muchos más modelos que podrían ser de tu interés.

Tratamiento y curación de las almohadillas de los perros

Cremas para curar las almohadillas de los perros

Si tu perro tiene las almohadillas en mal estado, ya sea porque están secas y agrietadas, porque se ha hecho algún pequeño corte o rasguño, o porque se ha quemado ligeramente al pisar el asfalto caliente, te vendrá genial tener en casa una pomada o crema cicatrizante para almohadillas de perros que repare la parte dañada.

Por supuesto, si se trata de una grave quemadura o corte en la almohadilla del perro, o si estamos hablando de una almohadilla de perro inflamada y en muy mal estado, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario, que será quien valore el tratamiento adecuado a aplicar.

Sin embargo, si, en el caso de tu peludo, el problema es más leve, podrás tratárselo tú mismo en casa, con una loción o pomada que te ayudarán a prevenir daños, a tratar y a curar las almohadillas del perro.

El bálsamo para el tratamiento y curación de las almohadillas que recomendamos | The Healthy Dog Co

Bálsamo para el tratamiento y curación de almohadillas de perro - The Healty Dog Co

Características principales

* Fabricado con ingredientes 100% naturales
* Sin conservantes ni perfumes artificiales
* Protege, alivia y cura las almohadillas
* Sirve para las almohadillas y la nariz

Este bálsamo tipo ungüento para almohadillas de perro dañadas de The Healthy Dog Co está fabricado con ingredientes 100% naturales que son completamente seguros para tu peludo, ya que no contiene ninguna sustancia química, de modo que, en caso de que llegue a lamerse las patas una vez aplicado, no correrá ningún peligro.

Ha sido elaborado a base de aceite de oliva, aceite de coco, aceite de vitamina E, cera de candelilla, mango y manteca de karité, y no lleva ningún conservante, ni tampoco perfumes artificiales, algo que puede contribuir a que el perro no se lama tras la aplicación, ya que, en muchas ocasiones, el perfume puede resultar molesto para los perros, por mucho que a nosotros nos encante, algo que les lleva a lamerse para eliminarlo.

Se trata de una crema multi-usos, que protege, alivia y cura las almohadillas del perro, y que además también sirve para aplicar en la nariz, que es una zona que también a veces también se deshidrata y reseca, llegando a presentar grietas.

Gracias a su profundo poder hidratante, este bálsamo calma rápidamente las almohadillas, nutriendo la piel y proporcionando un alivio instantáneo en caso de grietas, rasguños, cortes, e incluso quemaduras provocadas al pisar el asfalto caliente durante los meses de verano.

Es, sin duda, una crema cicatrizante para almohadillas de perros que podrás utilizar durante todo el año: en invierno, para proteger y aliviar las almohadillas expuestas a la nieve, el hielo o los productos químicos empleados para eliminarlos; en verano, para aliviar las erupciones o irritaciones derivadas del calor.

Aplicando el bálsamo de The Healthy Dog Co diariamente, la piel de las almohadillas permanecerá hidratada, elástica y suave; es decir, perfectamente sana y, por lo tanto, protegida.

¿Quién debería comprar la crema para curar almohadillas The Healthy Dog Co?
Quien busque un producto capaz de mantener sanas, suaves e hidratadas las almohadillas de su perro, y sea capaz de reparar grietas, y curar pequeñas heridas o quemaduras.

La crema para tratar y curar las almohadillas de los perros de The Healthy Dog Co se comercializa en envases de 50 ml. Puedes verla con más detalle –o comprarla, si lo deseas– haciendo click en el siguiente enlace:

Vista previaProductoPrecio
The Healthy Dog Co - Bálsamo calmante The Healthy Dog Co - Bálsamo calmante 19,99 €

Otras cremas y lociones para proteger almohadillas que te podrían interesar

Si bien pensamos que la loción para tratar y curar las almohadillas de The Healthy Dog Co es una de las mejores que podemos encontrar en el mercado, estos tres productos tienen también excelentes cualidades, que podrían resultarte interesantes para hidratar las almohadillas del perro, para usar como protector de las patas del perro o, en general, para responder a la cuestión de cómo curar las almohadillas de los perros.

Consejos para el cuidado de las almohadillas de los perros

Aunque en muchas ocasiones no seamos conscientes de ello, el cuidado de los pies de nuestros perros, y especialmente el de sus almohadillas, es tan importante (o incluso más) que el de los humanos, puesto que nosotros, normalmente, llevamos calzado que nos protege.

Y es que las almohadillas de los perros están en contacto continuamente con todo tipo de suelos y, aunque se componen de una capa de piel gruesa y dura, a veces sufren daños, que pueden ir desde grietas, a cortes, heridas o arañazos, pasando por quemaduras, si pisan un pavimento muy caliente.

¿Cómo son las almohadillas de los perros?

Las almohadillas de los perros se encuentran en la planta de sus patas y consisten en una capa más o menos gruesa de piel, que en general puede ser rosa o negra, y que cubre una capa de tejido adiposo, el cual sirve como aislante y aporta elasticidad para absorber los impactos al caminar o correr. Unas almohadillas sanas deberían ser duras y gruesas, pero no estar resecas ni agrietadas.

Por supuesto, las almohadillas son también una parte integrante de la estructura de las patas de los perros, y por lo tanto funcionan en conjunción con las uñas (que dan protección a las almohadillas). Además de todo esto, las almohadillas ayudan a los perros con su equilibrio, y les proporcionan tracción y estabilidad.

“Además de cuidar las almohadillas del perro, es de suma importancia que también cuidemos sus uñas, ya que si están demasiado largas pueden dificultar la tracción al impedir que las almohadillas toquen el suelo correctamente.”

En realidad, el cuidado de las patas del perro debe ser integral: además de cuidar sus almohadillas, es de suma importancia que también cuides sus uñas, que nunca deberían estar demasiado largas, ya que si crecen demasiado, pueden dificultar la tracción al impedir que las almohadillas toquen el suelo correctamente.

Puedes ver una serie de consejos sobre cómo hacerlo, y que material utilizar, en nuestro artículo sobre cómo cortar las uñas a los perros y a los gatos.

Por otra parte, es importante que prestes atención a los pelos que crecen entre las almohadillas. En algunas razas, este pelo llega a sobresalir entre los dedos pudiendo crearse nudos y enredos, lo que puede provocar problemas y deformaciones. Por eso es importante que los recortes a menudo.

Si les echas un vistazo a las almohadillas de tu perro, puedes encontrar que están rugosas y encallecidas, o por el contrario, que son lisas y suaves: esto dependerá del tipo de terreno por el que se mueva habitualmente tu peludo, además de la actividad que tenga.

Por ejemplo, si te llevas habitualmente a tu perro a dar largos paseos en zonas donde hay asfalto, o te lo llevas a hacer senderismo por algún sitio donde haya superficies irregulares, sus almohadillas estarán más endurecidas y ásperas.

Si, por el contrario, tienes un perro muy tranquilo que no suele dar paseos muy largos, y cuando sale suele caminar por zonas donde haya césped, sus almohadillas serán lisas y suaves… y más propensas a sufrir lesiones si un día tu compañero peludo pasea por una zona más dura e irregular.

En realidad es lo mismo que nos ocurre a los humanos, que desarrollamos callos al practicar ciertas actividades con nuestras manos, o nuestros pies, endureciendo nuestra piel para que así no nos hagamos daño: por ejemplo, yo en mi juventud tocaba la guitarra, y desarrollé pequeños callos en las yemas de los dedos de la mano izquierda, con los que pisaba las cuerdas. Antes de ello, se me hacían ampollas.

“Si deseas llevarte a tu perro a hacer largos paseos, o rutas de montaña, lo mejor es que le acostumbres a pasear por todo tipo de suelos, para que así sus almohadillas se endurezcan y no sufran daños.”

Por este motivo, si cuando adoptas a un perro tienes planeado poder llevártelo a hacer largos paseos, o incluso rutas de montaña, lo mejor que puedes hacer es ir acostumbrándolo poco a poco a pasear por todo tipo de suelos, para que sus almohadillas se endurezcan y sufran los menos daños posibles cuando lo hagas

Cómo cuidar correctamente las almohadillas de tu perro

Para asegurarte de que las almohadillas de tu perro están siempre en buen estado, es una buena idea que tomes la costumbre de examinarlas regularmente. Comprueba que no hay grietas, arañazos, abrasiones ni heridas, y también que la almohadilla no está inflamada ni hay decoloraciones.

Después, separa suavemente los dedos de la pata e inspecciona los laterales de cada una de las almohadillas, y la zona de entre los dedos, para asegurarte de que no hay objetos extraños, como piedrecitas, espigas, etc, ni ninguna herida en la almohadilla del perro. Presta atención a cómo reacciona tu perro cuando manipulas sus patas y almohadillas, por si muestra algún signo de dolor o molestia.

Por supuesto, durante los meses de verano debes tener especial cuidado, y evitar pasear con tu perro por un pavimento que esté demasiado caliente. Para saber que la temperatura del suelo no es excesiva, coloca el dorso de tu mano sobre el suelo y aplica la regla de los 5 segundos: si el asfalto está demasiado caliente para que tu mano soporte 5 segundos sobre él, está demasiado caliente para tu perro, de modo que nunca le hagas caminar por ahí.

“Durante los meses de verano debemos tener especial cuidado con las almohadillas de nuestros perros, y evitar pasear por pavimentos que estén demasiado calientes.”

En invierno también deberás tener especial cuidado, especialmente si vives en una zona donde suele nevar y haber heladas. No sólo la nieve y el hielo pueden suponer un problema para las almohadillas de tu perro, sino también los productos químicos que se emplean para descongelarla, que pueden hacer que las almohadillas se resequen, se agrieten, o que incluso se les hagan quemaduras… además de ser tóxicos si tu perro se lame las patas y los ingiere.

Tanto en el caso de que el suelo esté demasiado caliente, como en el caso de nevadas, lo mejor es que, si sales con tu perro protejas sus almohadillas, utilizando alguno de los productos que hemos visto en este artículo. Antes de usar cualquiera de ellos, lava bien las almohadillas, y sécalas por completo.

Para que las almohadillas del perro no estén secas, y permanezcan sanas e hidratadas, es buena idea aplicarles regularmente algún tipo de bálsamo o crema protectora, que las mantendrán duras, pero nutridas y elásticas, por lo que será más difícil que se formen grietas o abrasiones.

FAQ: Preguntas más frecuentes sobre el cuidado de las almohadillas de los perros

¿Es necesario proteger las almohadillas de los perros?

En algunas ocasiones es necesario que protejamos las almohadillas de nuestros perros, especialmente cuando tienen que caminar por pavimentos muy calientes, cuando hay nieve y hielo, o se han utilizado productos químicos anticongelantes en invierno, o cuando vas a hacer una ruta con él por un terreno muy irregular donde haya peligro de cortes o abrasiones.

Para ello podemos utilizar cremas o lociones protectoras, protectores autoadhesivos o botas para perros.

¿Cómo funcionan los protectores para las almohadillas de los perros?

En realidad, la mayoría de los protectores para almohadillas funcionan de forma similar a como lo hacen nuestros zapatos, es decir, creando una barrera que separa la almohadilla de la superficie que está pisando, aislándola en mayor o menor medida.

Si se utiliza un protector en crema, la capa protectora es fina, pero tiene la ventaja de que, al tiempo que protege, también trata cualquier lesión existente. Si utilizamos unos zapatos para perros, la protección será mucho mayor. Y, en el caso de que tu perro no acepte los zapatos, una solución intermedia pueden ser los protectores de almohadillas autoadhesivos.

¿Cómo evito que las almohadillas de mi perro se resequen y agrieten?

Para prevenir que las almohadillas de tu perro puedan resecarse y llegar a agrietarse, lo mejor es su cuidado regular, y la utilización de cremas o lociones hidratantes y cicatrizantes, que nutran la piel de la almohadilla, manteniéndola siempre elástica, dura e hidratada.

¿Cómo evitar que se le hagan quemaduras en las almohadillas a un perro?

Durante los meses de verano, los suelos de asfalto o cemento llegan a alcanzar temperaturas muy elevadas, que pueden causar quemaduras en las almohadillas de los perros. Un protector de almohadillas adecuado, como por ejemplo unos zapatos, pueden evitar quemaduras, si bien lo más recomendable es evitar salir a la calle con tu perro a las horas de más calor, ya que, a parte de las posibles quemaduras en las almohadillas, el can podría sufrir un golpe de calor.

¿La nieve puede dañar las almohadillas de los perros?

Si bien hay razas de perros que son más resistentes al frío y a la nieve que otras, lo cierto es que una larga exposición a la nieve puede causar daños en las almohadillas de nuestros peludos, agrietándolas y provocando roces y quemaduras por congelación.

Además de esto, normalmente, cuando nieva, en las ciudades se utilizan productos anticongelantes para eliminar la nieve, que generalmente son tóxicos para nuestros perros, además de resultar bastante corrosivos. Por tanto, si vas a salir con tu perro cuando haya nevado, es recomendable que le pongas unas botas o zapatos o, en su defecto, utilices algún tipo de protector en crema o bálsamo.

Y hasta aquí nuestro repaso por las mejores formas de cuidar las almohadillas de nuestros perros, para que permanezcan sanas, elásticas, hidratadas y resistentes. Espero haber dado respuesta a cualquier duda que pudieras tener sobre el tema.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.

Declaración: si bien realizamos una minuciosa investigación para asegurarnos de que el contenido que ofrecemos es preciso y veraz, ten en cuenta que este artículo es meramente informativo, y en ningún caso se debe interpretar como diagnóstico o consejo veterinario. Asimismo te recomendamos que, en todo tema relacionado con la salud de tu peludo, consultes siempre con tu veterinario y confíes en su consejo.