Cómo limpiar los oídos a un perro o gato: guía paso a paso y mejores limpiadores

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el

De entre todos los cuidados de higiene que prestamos a nuestros perros y gatos, quizá uno de los más olvidados es el de sus orejas y oídos, y eso es algo a lo que deberíamos poner remedio: resulta importante que se los revisemos de forma regular y se los limpiemos correctamente en caso necesario, ya que una mala higiene en los oídos puede conllevar multitud de problemas de salud para nuestros peludos.

Dedales limpiadores para oídos de perros y gatos - Artero

Dedales limpiadores Artero

* Formulados para limpiar la zona externa del oído
* Cómodos y muy sencillos de usar
* Te permiten sentir el tacto con el dedo
* Incluyen 50 unidades

La importancia de limpiar los oídos de nuestros perros y gatos

Unos oídos sucios pueden provocarle a tu perro o gato una serie de problemas de salud, el más común de los cuales es la otitis. Las otitis en perros y gatos suele estar causada, generalmente, por hongos, bacterias, o ambos.

Sin embargo, también puede aparecer a causa de ácaros (especialmente en el caso de los gatos, en cuyo caso más de la mitad de las infecciones de oídos se deben a estos diminutos parásitos) o también a hipotiroidismo, alergias, humedad, o cuerpos extraños que hayan entrado en el canal auditivo. En caso de que tengas un perro con mucho pelo en sus orejas, puede ser más propenso a sufrir otitis.

Debemos tener en cuenta que el canal auditivo de los perros y los gatos, al contrario del nuestro, es vertical, por lo que es muy fácil que la humedad y la suciedad puedan acumularse dentro. Por este motivo, es esencial que, cada vez que se mojen, seques bien los oídos de tu peludo inmediatamente.

Por ejemplo, cuando le das un baño a tu perro o a tu gato, siempre debes procurar que no le entre agua dentro de los oídos; pero si, de todas formas, le entra algo de agua, es de vital importancia que se los seques bien, utilizando, por ejemplo, una gasa estéril, y pasándosela por todo el pabellón auditivo. Este acto puede ayudarte a prevenir problemas potenciales.

Por supuesto, además de vigilar que no haya un exceso de humedad, deberemos revisar los oídos de nuestros peludos a menudo, para comprobar que no hay suciedad, secreciones o un exceso de cerumen, y, de haberlos, deberemos limpiárselos de inmediato.

Cómo saber si tu perro o gato necesitan una limpieza de oídos

Limpiar orejas perro

Si bien, como decía más arriba, la limpieza de los oídos en los perros y gatos es importante, antes de empezar a limpiárselos debes asegurarte de que realmente lo necesitan.

Y es que, si, cuando están sucios, resulta un error no limpiárselos, limpiárselos en exceso también lo es, e incluso puede provocar irritaciones e infecciones, de modo que lo mejor es que tengas muy claro el aspecto que deben tener los oídos de tu peludo: unos oídos que están limpios y sanos tendrán un aspecto rosado, no olerán a nada, y estarán completamente libres de suciedad e inflamación.

La frecuencia de la limpieza variará en gran medida dependiendo de las características del animal. En el caso de los perros, algunos requieren limpiezas de oídos muy de vez en cuando, mientras que otros están más predispuestos a sufrir de infecciones de oído. Por ejemplo, las razas que tienen las orejas caídas y con mucho pelo, como pueden ser los cocker spaniels, los basset hound, o los beagles, necesitan limpiezas más frecuentes.

En cuanto a los gatos, depende en gran medida del tipo de vida que lleven. Si tienes un gato que no sale nunca de casa, es posible que no necesites limpiarle los oídos, o que necesites hacerlo muy rara vez. Sin embargo, si tu gato tiene acceso al exterior, es posible que necesites limpiarle los oídos de forma periódica, ya que tienen mucha más posibilidad de ensuciárselos o de tener ácaros.

En este sentido, es esencial que desparasites periódicamente a tu gato para eliminar, en la medida de lo posible, el riesgo de que tenga ácaros. Si quieres más información sobre este tema, no dejes de echarle un vistazo a nuestro artículo sobre los mejores antiparasitarios para perros y gatos.

Si notas que los oídos de tu perro o tu gato despiden algo de olor, o notas que sacuden la cabeza más de lo habitual, posiblemente necesiten una limpieza de oídos. Sin embargo, debes asegurarte de que no existe infección, porque limpiar un oído que está infectado puede hacer más mal que bien.

Cómo saber si tu perro o tu gato tienen infección de oídos

Hay ciertos signos que te indicarán que tu perro o tu gato pueden padecer de infección de oídos:

  • El interior de los oídos aparece enrojecido o inflamado
  • Huele mal
  • Hay secreciones marrones, amarillentas o sanguinolentas
  • El animal se rasca a menudo las orejas, tanto por dentro como por fuera
  • Hay una pérdida de pelo alrededor de la oreja
  • Se frota la cabeza o las orejas en los muebles o el suelo
  • Tiene costras o hinchazón alrededor de la oreja, o en su interior
  • Notas que pierde el equilibrio, o que la cabeza le tiembla
  • Camina en círculos
  • Notas que no oye bien

Si ves alguno de estos síntomas, acude al veterinario de inmediato, ya que es muy probable que tu perro o tu gato tengan una infección de oídos y necesiten tratamiento médico.

Cómo limpiarle los oídos correctamente a tu gato o a tu perro

Limpieza orejas gato

Una vez hayas comprobado que necesitas limpiar los oídos de tu gato o perro, busca un momento oportuno, en el que tu compañero de cuatro patas esté en un lugar donde se sienta cómodo y relajado, y ten a mano todo el material que necesitarás para llevar a cabo la limpieza que, básicamente serán los siguientes:

  • Gasas estériles o algún tipo de toallitas especiales para limpiar los oídos
  • Un producto específico para la limpieza auricular de perros y gatos
  • Una toalla

Nunca utilices bastoncillos de algodón de los que utilizamos a veces los humanos para limpiarnos los oídos, ya que con ellos lo más probable es que lo que conseguirías sería introducir la suciedad más profundamente dentro del oído, pudiendo llegar a causarle una infección, además de que puedes dañar sin querer la estructura interna del oído.

Dicho esto, veamos, a continuación, cómo limpiar las orejas a un gato o perro paso a paso.

Primero, haremos una limpieza externa de los oídos del perro o gato:

  • Empezaremos por limpiar bien toda la zona del pabellón auditivo. Si se trata de un perro o gato con las orejas muy peludas, debes empezar por apartar bien el pelo, y retirar todos los pelos muertos que pueda haber.

  • Coge una gasa, o una toallita limpiadora. Las toallitas limpiadoras normalmente vienen ya empapadas con producto adecuado para la limpieza de los oídos. Si usas una gasa, empápala con el limpiador auricular que hayas elegido. Envuélvela en tu dedo, y pásala con suavidad por las paredes del pabellón auricular, por todos sus recovecos. Si ves que se ensucia mucho, utiliza una nueva gasa o toallita, y así hasta que salga limpia.

  • Una vez hayas limpiado un oído, repite el proceso con el otro, pero nunca utilices la misma gasa o toallita que habías utilizado en el primero, incluso aunque no esté muy sucia, ya que en el caso de que hubiera infección en el primer oído, podrías pasársela al segundo.

En algunos casos, con este paso es suficiente, sobre todo si llevas a cabo una limpieza de oídos de forma frecuente. Sin embargo, hay ciertos animales que tienen más tendencia a desarrollar un exceso de cerumen, o que son más propensos a sufrir infecciones de oídos.

En este caso, puede ser necesario hacer una limpieza más en profundidad, y para ello necesitarás un buen producto específico para limpiar la zona interna de los oídos de perros y gatos, que deberás aplicar de la siguiente manera:

  • Por supuesto, lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu peludo está relajado y cómodo. Si es un perro puede serte más fácil, si eliges un momento en que esté tranquilo. Si se trata de un gato, incluso aunque esté tranquilo, es posible que no se deje manipular tan fácilmente. Esto depende mucho de cómo sea tu gato. Si ves que no va a ponértelo fácil, puedes buscar ayuda para sujetarlo, o también envolver todo su cuerpo suavemente con una toalla gruesa, que le sujete las patas, dejándole libre solo la cabeza.

  • Sujeta la oreja de tu perro o gato por la parte superior y voltéala suavemente hacia afuera, para que puedas ver bien la parte interna del oído (es importante que te coloques en una zona bien iluminada).

  • Coge el envase del limpiador de oídos, que es recomendable que esté a temperatura ambiente, para que le resulte más agradable a tu perro o gato. Aplica unas cuantas gotas en el interior del oído (cada producto te indicará la dosis exacta que debes aplicar), siempre evitando que la punta del aplicador toque el oído.

  • Una vez hayas introducido las gotas de producto en el interior del oído, masajea suavemente la base de la oreja de tu perro o gato durante unos 30 segundos, para que el limpiador penetre bien y haga su trabajo, diluyendo el exceso de cerumen y la suciedad adherida.

  • Una vez hecho esto, deja a tu perro o gato tranquilo: lo que hará a continuación es sacudir bien la cabeza, para así eliminar el exceso de líquido, y expulsar la suciedad que pudiera tener acumulada en el interior del canal auditivo. Aquí te vendrá bien tener a mano una toalla, que te servirá para protegerte tú mismo, y también para limpiar a tu perro o gato por la cara o cuerpo, si le caen gotas.

  • Coge una gasa estéril, o una toallita limpiadora para los oídos, y limpia bien toda la suciedad que haya salido del interior del oído, quedándose en el pabellón auditivo de tu perro o gato. La limpieza, en este caso, debe hacerse desde el interior hasta el exterior.

Algunos productos que pueden serte de utilidad para limpiar los oídos de tu perro o de tu gato

Como has visto, ser eficaz a la hora de limpiar las orejas de tu gato o perro no tiene demasiada dificultad, siempre que dispongas de los materiales adecuados. En este apartado vamos a ver varios productos que pueden venirte estupendamente para poder seguir todos los pasos que veíamos en el apartado anterior, ya que sin duda harán que todo el proceso sea más fácil y cómodo.

Toallitas limpiadoras de oído para perros y gatos | SegMiniSmart

Toallitas limpiadoras de oído para perros y gatos - SegMiniSmart

Características principales

* Toallitas de algodón húmedo ultra suave
* Muy cómodas de usar
* Con aloe vera y hamamelis
* Para limpiar la zona externa del oído

Estas toallitas limpiadoras humedecidas te serán muy prácticas para limpiar la zona externa del oído de tu perro o gato con total eficacia, sin necesidad de utilizar ningún otro material.

Fabricadas con algodón de alta calidad, muy suave, estas toallitas en forma de discos están especialmente formuladas para eliminar el cerumen y la suciedad de la zona externa del oído de forma muy cómoda y sencilla.

Están humedecidas con una solución rica en aminoácidos y vitaminas A, B, C y E. Además, contienen aloe vera, un ingrediente que ayuda a mantener una piel sana y un pelaje saludable, y hamamelis.

Este último es un ingrediente muy utilizado como limpiador natural y para tratar las irritaciones en la piel; entre sus propiedades se encuentra la de ayudar a eliminar el exceso de aceite y a disolver la cera y los desechos que puedan obstruir el canal auditivo, tensando la piel de forma natural y reduciendo la inflamación, en caso de que la haya.

¿Quién debería comprar las toallitas SegMiniSmart?
Quien busque una forma sencilla y cómoda de limpiar la zona externa de los oídos de su perro o de su gato.

Las toallitas para limpiar los oídos de perros y gatos de SegMiniSmart vienen en envases que incluyen 100 discos limpiadores. Puedes verlas con más detalle, o comprarlas, a través de este enlace:

Dónde comprar las toallitas SegMiniSmart

Dedales limpiadores para oídos de perros y gatos | Artero

Dedales limpiadores para oídos de perros y gatos - Artero

Características principales

* Formulados para limpiar la zona externa del oído
* Cómodos y muy sencillos de usar
* Te permiten sentir el tacto con el dedo
* Incluyen 50 unidades

Los dedales limpiadores para oídos de perros y gatos de Artero son realmente cómodos de utilizar, y suponen una forma rápida e higiénica de limpiar la zona externa externa del oído tanto de perros como de gatos de todos los tamaños y razas.

Los dedales vienen humedecidos con una solución limpiadora especialmente formulada para eliminar el cerumen y la suciedad de los oídos de nuestros perros y gatos.

Su uso es realmente sencillo: simplemente saca uno de los dedales del envase; con las manos limpias, mete un dedo dentro; y limpia uno de los oídos de tu perro o gato. Es recomendable que utilices un dedal nuevo para limpiar el otro oído. Una vez acabes, tira a la basura (nunca al inodoro) los dedales usados, y cierra la tapa del envase, para que el resto de dedales no se sequen.

Puedes ver cómo usar estos dedales limpiadores para orejas de perro o gato en el siguiente vídeo:

Como limpiar los oídos a tu perro de la manera correcta


Como ves, los dedales pueden utilizarse en solitario, y también en combinación con el gel limpiador Aurigel, del que te hablaremos justo debajo de este apartado.

¿Quién debería comprar los dedales limpiadores de oídos de Artero?
Quien quiera poder limpiar los oídos de su perro o de su gato fácilmente, de forma eficaz y muy cómoda.

Los dedales limpiadores de oídos para perros y gatos de Artero vienen en envases que contienen 50 unidades. Puedes verlos con más detalle y, si lo deseas, comprarlos, haciendo click en alguno de los siguientes enlaces:

Dónde comprar los dedales limpiadores Artero

Gel limpiador de oídos para perros y gatos | Artero Aurigel

Gel limpiador de oídos para perros y gatos - Artero Aurigel

Características principales

* Muy fácil de aplicar y dosificar
* Sirve para limpiar el exterior y el interior del oído
* Con aceite de árbol del té australiano
* Envase de 100 ml

Aurigel es un limpiador del canal auditivo para perros y gatos de gran efectividad, que además resulta muy fácil de aplicar, ya que, gracias a su forma en gel, se dosifica muy bien y, una vez en contacto con la piel, se licúa, penetrando con gran rapidez, y ablandando el exceso de cera y suciedad al instante.

Gracias a la suavidad de su fórmula, este excelente gel para la limpieza de orejas en gatos y perros no sólo limpia, sino que lo hace respetando el equilibrio epidérmico.

Entre sus ingredientes podemos encontrar aceite de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia, popularmente conocido como árbol del té australiano. Se trata de un aceite esencial que es un antiséptico natural utilizado por los indígenas Koori desde tiempos inmemoriales, y que actúa contra los gérmenes, hongos y bacterias que pueden causar infecciones auriculares.

Este gel puede utilizarse tanto para limpiar el pabellón auricular como el conducto auditivo.

Si deseas limpiar el pabellón auricular de tu gato o perro, simplemente aplica una o dos pulsaciones sobre una toallita o gasa estéril y procede a limpiar desde la zona interior hasta la exterior, teniendo especial cuidado en los pliegues o surcos del cartílago. Para ello, te serán muy prácticos los dedales limpiadores que veíamos en el punto anterior, también de Artero.

Para limpiar el conducto auditivo de tu perro o de tu gato, aplica una cantidad suficiente de gel dentro del canal, sin que llegue a rebosar. Seguidamente, masajea la base de la oreja para favorecer su emulsión con la suciedad y el cerumen. Tras unos 30 segundos, permite que tu perro o gato sacudan la cabeza. De este modo expulsará la emulsión hacia el exterior, y podrás retirarla con la ayuda de una gasa o toallita.

¿Quién debería comprar el gel limpiador de oídos Aurigel?
Quien busque un producto de gran efectividad y que sea muy fácil de utilizar, para limpiar en profundidad tanto la zona externa como la interna de los oídos de su perro o gato.

El Artero Aurigel, sin duda, sería un clarísimo candidato a ostentar el título de el mejor limpiador de oídos para perros y gatos. Viene en un envase dosificador de 100 ml, y puedes verlo más en profundidad –y, si lo deseas, comprarlo– a través de los siguientes enlaces.

Dónde comprar el limpiador Artero Aurigel

Limpiador auricular ideal para perros y gatos con otitis | Virbac EpiOtic

Limpiador auricular ideal para perros y gatos con otitis - Virbac EpiOtic

Características principales

* Ideal para animales predispuestos a la otitis
* Alivia el dolor y el picor
* Regula la humedad
* pH neutro de tolerancia óptima

El EpiOtic del laboratorio veterinario Virbac es un limpiador auricular para perros y gatosformulado con una solución micelar con pH neutro de óptima tolerancia, y está indicado para la limpieza regular del conducto auditivo, así como para reducir la probabilidad de recaída tras el tratamiento de una otitis.

Gracias a su formulación, este estupendo limpiador de oídos para perros y gatos con otitisretira suave y eficazmente la suciedad, además de secar y cuidar los conductos auditivos, para así mantenerlos sanos, lo que evitará el dolor y el picor.

Su uso regular, de hecho, ayuda a prevenir las recaídas en animales predispuestos a la otitis.

Además, EpiOtic incorpora la revolucionaria SIS Technology, que es, en realidad, la combinación de dos tecnologías desarrolladas por Virbac, que actúan conjuntamente para ayudar a mantener el equilibrio microbiano natural y la salud de la piel de nuestros animales. De este modo, las defensas naturales de la piel son estimuladas, combatiendo los microorganismos y previniendo infecciones.

Epi-Otic, el mejor compañero contra la otitis para perros y gatos


La composición de EpiOtic lo convierte en un limpiador realmente eficaz, capaz de actuar como calmante del picor y la irritación; de reducir el dolor y la inflamación; de eliminar los detritus celulares y el exceso de cerumen; y de combatir los gérmenes, acabando con el mal olor.

Aplicar EpiOtic es muy fácil: desenrosca el tapón y quita el precinto. Gira el tapón blanco y aplica en el conducto auditivo, procurando que la punta del aplicador toque el oído. Masajea la base de la oreja durante un rato y, tras dejar que tu perro o gato sacudan la cabeza, retira el producto sobrante del pabellón auricular utilizando una gasa o algodón.

¿Quién debería comprar Virbac EpiOtic?
Quien tenga un perro o gato propenso a padecer otitis y busque un limpiador auricular eficaz y delicado con los oídos, que limpie en profundidad y ayude a prevenir recaídas.

El limpiador de oídos para perros y gatos ideal para animales propensos a la otitis Virbac EpiOtic viene en envases de 125 ml. Puedes verlo con más detalle y, si lo deseas, comprárselo a tu peludo, a través del siguiente enlace.

Dónde comprar Virbac EpiOtic

FAQ: preguntas más frecuentes sobre la limpieza de oídos en perros y gatos

¿Qué es un limpiador de oídos para perros y gatos?

Los limpiadores de oídos para perros y gatos son productos especialmente diseñados para una limpieza eficaz y segura de los oídos de estos animales, y para prevenir ciertos problemas comunes, como la otitis o la acumulación excesiva de cerumen y suciedad. Están formulados con agentes limpiadores e ingredientes desinfectantes o antisépticos, o ambos, para así mantener los oídos de perros y gatos limpios y sanos.

¿Todos los perros y gatos necesitan limpiarse los oídos?

En principio sí, aunque no todos en la misma medida, o con tanta frecuencia. En el caso de los perros, hay algunos que sólo requerirán una limpieza de oídos muy de vez en cuando; sin embargo, hay razas que la necesitan muy frecuentemente, especialmente las que tienen las orejas caídas y con mucho pelo, como por ejemplo el cocker spaniel o el beagle.

En el caso de los gatos, si no salen nunca de casa es posible que no sea necesario limpiarle los oídos, pero, si tienen acceso al exterior, puede ser conveniente practicarle una limpieza con cierta frecuencia, sobre todo en caso de que tengan ácaros.

¿Qué tipo de limpiadores de oídos para perros y gatos puedo encontrar?

Básicamente, podemos encontrar dos tipos de limpiadores de oídos para perros y gatos. Por una parte tenemos toallitas limpiadoras, que vienen ya humedecidas con agentes limpiadores. Resultan muy cómodas de usar, aunque sólo limpian la zona externa del oído. Pueden venir muy bien para usar frecuentemente, y evitar que se acumule suciedad y cera en el oído.

Por otra parte, tenemos los limpiadores de oído en gotas, que sirven para realizar una limpieza más en profundidad, ya que limpian el conducto auditivo de los perros o gatos, disolviendo la suciedad y el exceso de cera y expulsándolos.

¿Cómo puedo saber que mi perro o gato necesitan una limpieza de oídos?

Para saber si tu perro o gato necesitan que les limpies los oídos, deberás examinárselos frecuentemente: si su aspecto es rosado, no huele mal y no encuentras suciedad o inflamación, sabrás que están limpios y sanos.

Si por el contrario percibes mal olor, ves suciedad, secreciones o cera, es momento de una limpieza. Del mismo modo, si notas que tu compañero de cuatro patas sacude la cabeza o se rasca las orejas más de lo habitual, es posible que tenga los oídos sucios, incluso aunque no lo percibas en su zona externa. Es importante, sin embargo, que te asegures de que no existe infección.

Y hasta aquí nuestro repaso por los diferentes limpiadores y métodos para limpiar las orejas de tu perro o gato. ¡Espero que te haya resultado de ayuda!

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.

Declaración: si bien realizamos una minuciosa investigación para asegurarnos de que el contenido que ofrecemos es preciso y veraz, ten en cuenta que este artículo es meramente informativo, y en ningún caso se debe interpretar como diagnóstico o consejo veterinario. Asimismo te recomendamos que, en todo tema relacionado con la salud de tu peludo, consultes siempre con tu veterinario y confíes en su consejo.