Cómo cortar las uñas a un perro o gato: guía, consejos y mejores cortaúñas

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el 09/09/2020

Si convives con un perro o con un gato, o con ambos, como me ocurre a mí, no debes olvidar el cuidado de sus uñas. Sé por experiencia que a veces esto no es tarea fácil porque, admitámoslo, a nuestros peludos no les hace ninguna gracia que les cortemos las uñas, y a veces parece que ven las tijeras o las limas como auténticos aparatos de tortura.

Sí, nuestros queridos amigos caninos y felinos pueden ser de lo más dramáticos en este aspecto, pero con una dosis de paciencia -más o menos grande- por nuestra parte, podemos conseguir mantener sus uñas en perfecto estado, algo que, aunque ellos no lo crean, es muy beneficioso para su bienestar.

Los mejores cortaúñas para perros y gatos

Si quieres cortar las uñas a un perro o gato en casa, lo primero que tienes que hacer es tener las herramientas necesarias para poder hacerlo como un auténtico profesional. Por suerte, actualmente tenemos a nuestra disposición una gran variedad de cortaúñas para mascotas de distintos tipos, así como limas, que te ayudarán a conseguir que tu peludo tenga las uñas perfectas.

Para facilitarte la elección, vamos a ver las diferentes herramientas que puedes utilizar para el cuidado de las uñas de tus peludos, para que puedas encontrar la más adecuada, dependiendo de si tienes un perro o un gato, así como de su tamaño, porque no es lo mismo cortarle las uñas a un gatito que a un Gran Danés. Veamos, pues, los mejores cortaúñas para perros y gatos.

Tijeras para cortar las uñas de gatos y perros mini

Si tu peludo es pequeño, te vendrán genial unas tijeras para cortar las uñas a un gato o perro de raza mini, ya que son delgadas y se cortan muy fácilmente. Eso sí, debes tener muy claro que nunca debes utilizar unas tijeras normales ni un cortaúñas como los que utilizamos nosotros: ten en cuenta que las uñas de nuestros peludos son cilíndricas, mientras que las nuestras son planas.

Las tijeras cortaúñas para perros y gatos, a pesar que tienen una forma que recuerdan a las nuestras, no son iguales, ya que su hoja tiene una forma especial, adaptada a las uñas de nuestros peludos, gracias a la cual podrás cortarlas con un solo movimiento, limpiamente y sin astillarlas. A continuación puedes ver un ejemplo de tijeras ideales para cortar las uñas a gatos o perros mini:

Vista previa Producto Precio
Trixie - Cortaúñas para mascotas Trixie - Cortaúñas para mascotas 7,40 €

Cortaúñas para mascotas tipo alicate 

Los cortaúñas tipo alicate para mascotas son muy prácticos y nos permiten ejercer más fuerza, por lo que son ideales para utilizar con perros, incluso si son grandes. Vienen con un muelle entre los dos mangos, y no tendrás más que ejercer presión para cerrarlos. Las cuchillas suelen ser de acero inoxidable, y están diseñadas para adaptarse a la forma de las uñas de nuestros peludos. En cuanto a los mangos, son ergonómicos y antideslizantes, para un mejor agarre.

A la hora de comprar un cortaúñas para tu perro, debes tener en cuenta su tamaño, puesto que cuanto más grande sea, más grandes serán también sus uñas, por lo que necesitarás una tijera adecuada, y que sea lo suficientemente fuerte para poder cortar las uñas de tu can de manera rápida y limpia. También es importante que lleven un seguro para que cuando no lo estés usando quede cerrado, de modo que no suponga un peligro.

Ejemplo de cortaúñas tipo alicate adecuado para perros pequeños:

Vista previa Producto Precio
Diealles - Cortaúñas para mascotas Diealles - Cortaúñas para mascotas 6,90 €

Ejemplos de cortaúñas tipo alicate adecuado para perros medianos y grandes:

Vista previa Producto Precio
ARTERP - Cortaúñas para mascotas ARTERP - Cortaúñas para mascotas 11,95 €

Cortaúñas para perros tipo guillotina

Este tipo de cortaúñas para perros resultan muy eficaces. Al igual que los cortaúñas tipo alicate o tijera, tiene un mecanismo de resorte, ya que llevan un muelle incorporado, pero en este caso, su diseño es diferente, puesto que lleva un anillo en el borde, por el cual deberemos meter la punta de las uñas del perro. Al ejercer presión, una cuchilla de acero inoxidable afilada, sale a modo de guillotina y corta la uña.

Se trata de un cortaúñas cómodo de usar, ya que no será necesario que hagas mucha fuerza para conseguir cortar uñas, incluso si tu perro es grande y tiene unas uñas muy gruesas.

Ejemplo de cortaúñas tipo guillotina para perros:

Vista previa Producto Precio
Beenyoo - Cortaúñas para mascotas Beenyoo - Cortaúñas para mascotas 21,00 €

Limas eléctricas para perros y gatos

Si no te acabas de decidir a cortarle las uñas a tu perro o tu gato porque te da miedo cortar demasiado y hacerle daño, las limas eléctricas para mascotas pueden ser una buena solución para ti. Se trata de una herramienta muy cómoda de utilizar ya que estas limas son inalámbricas, y se recargan con USB, de modo que no tendrás un cable molestándote.

Debes tener en cuenta que si tu perro o gato tiene las uñas muy largas, antes de usar una lima eléctrica es mejor que se las cortes un poco. Después, puedes usarlas para dar forma a las uñas, y en lo sucesivo puedes utilizarla regularmente para mantenerlas a la longitud adecuada.

Una desventaja de estas limas eléctricas es que hacen algo de ruido y vibran, por lo que tu peludo puede asustarse en un principio, pero con un poco de paciencia puedes conseguir que se acostumbre a ellas fácilmente.

Ejemplo de limador de uñas para perros y gatos:

Vista previa Producto Precio
Pecute - Limador eléctrico para mascotas Pecute - Limador eléctrico para mascotas 21,99 €

El cuidado de las uñas en perros

Mantener las uñas de tu can en perfecto estado es más importante de lo que pueda parecer. Cortar y limar las uñas de un perro no es una simple cuestión de estética, puesto que unas uñas demasiado largas pueden derivar en problemas de salud para tu peludo, como heridas en sus patas, sobre todo en la zona del espolón, ya que si la uña se curva puede clavársele, llegando a provocarle una infección. Del mismo modo, también existe el riesgo de que las uñas demasiado largas se rompan o astillen, causándoles dolor.

Pero además, debes tener en cuenta que las almohadillas de las patas de los perros son las que tienen que soportar todo el peso de su cuerpo y, cuando las uñas están demasiado largas, pueden llegar a sobrepasarlas, lo cual causará al can muchas molestias al caminar, ya que le impedirá hacerlo correctamente y tenderá a adoptar posturas poco naturales, que pueden desembocar en problemas de articulaciones a la larga.

“Si las uñas de tu perro crecen demasiado pueden llegar a sobrepasar las almohadillas de sus patas, provocando que tenga que adoptar posturas poco naturales al caminar, lo que, a la larga, puede llegar a causarle problemas articulares.”

Cuando los perros salen a menudo y andan, corren y juegan en diferentes tipos de terrenos, muchas veces desgastan sus uñas de forma natural, y es posible que no necesites cortárselas. Para saber cuando necesita un corte de uñas, obsérvalo: si está de pie, la uña no debería llegar a tocar el suelo. Por otra parte, debes prestar atención al espolón, ya que éste no está en contacto con el suelo y por eso no se desgasta de forma natural.

A la hora de cortar las uñas a tu perro, ten mucho cuidado de no cortar demasiado. Las uñas de los perros contienen en su interior tejido vivo formado por dos vasos sanguíneos y un nervio; es lo que se conoce como hiponiquio, y si lo cortas le harás mucho daño, además de provocarle una hemorragia. En la siguiente imagen, la parte roja sería lo correspondiente al hiponiquio.

Cómo no cortar el hiponoquio de un perro al cortar sus uñas

Cuando el perro tiene las uñas de color claro es fácil ver el hiponiquio si las miramos a contraluz. En el caso de las uñas negras no se ve a simple vista, de modo que tendrás que tener más cuidado. Un truco para poder detectarlo es iluminar la uña con una linterna desde abajo. Si no estás muy seguro, es mejor que vayas cortando poco a poco.

Cómo cortarle las uñas a tu perro

Cortar las uñas a un perro

Una vez hayas elegido el tipo de cortaúñas más adecuado para tu perro, es hora de empezar con la tarea. Además del cortaúñas, ten a mano polvos astringentes o de coagulación, por si le cortas demasiado por accidente y empieza a sangrar. También es recomendable tener una provisión de sus golosinas favoritas.

Polvos astringentes para detener el sangrado en caso de corte excesivo de uña:

Vista previa Producto Precio
Polvos astringentes Gold Medal Polvos astringentes Gold Medal 14,95 €

Elige bien el momento de cortarle las uñas a tu perro. No te empeñes en hacerlo cuando tenga ganas de jugar o esté inquieto, y espera a un momento en que esté relajado.

Lo ideal sería haber acostumbrado al animal a cortarse las uñas desde pequeño, para que no lo vea como algo desagradable o amenazante. También es importante que esté acostumbrado a que lo manipules: es buena idea que toques sus patas y sus uñas a menudo. Cuando veas que lo acepta sin problemas, empieza a enseñarle el cortaúñas para que se familiarice con él, y tócale las uñas sin cortárselas, al principio.

Ha llegado el momento de cortar las uñas a tu perro. Pon a tu perro de pie, y coge una de sus patas delanteras con suavidad, pero con firmeza para que no se mueva. Coloca el cortaúñas a la altura adecuada, con cuidado de no cortar el tejido vivo, y ejerce la presión necesaria para cortar la uña: hazlo sin dudar, para que el corte quede limpio. El corte debería ser recto con respecto a las almohadillas, no en diagonal ascendente (de la forma que se observa en la imagen de unos párrafos más arriba).

“El corte de la uña debe ser recto con respecto a las almohadillas, y siempre teniendo cuidado de no cortar más de la cuenta, para no dañar el tejido vivo que hay en su interior, algo que, además de dolerle a tu perro, le causaría una hemorragia.”

Cada vez que acabes de cortar las uñas de una pata, felicita a tu perro, dile lo bien que se está portando, dale unas caricias y, si quieres, también alguna golosina. Es importante convertir la tarea de cortar las uñas en una experiencia positiva para él.

Después de cortar las uñas de las patas delanteras, toca el turno de las traseras. Es posible que a tu perro le resulte incómodo permanecer de pie mientras le cortas las uñas traseras, así que puedes hacer que se tumbe de costado, para que le resulte más agradable, y seguir con la tarea.

Si por accidente cortas más de la cuenta y tu perro empieza a sangrar, es importante que mantengas la calma y, lo más rápido que puedas, le apliques en la herida polvos astringentes o de coagulación (puedes comprarlos en los enlaces que hemos dejado más arriba) o, en caso de no tenerlos, una gasa empapada en agua oxigenada, hasta que se corte la hemorragia. Consuélalo con caricias y ofrécele alguna golosina.

El corte de las uñas de los perros

¿Cada cuánto tiempo debería cortarle las uñas a mi perro?

En realidad ésta no es una pregunta que tenga una respuesta definitiva, ya que depende de cada perro. Si tienes un perro que camina, corre y juega diariamente por diferentes tipos de suelo, lo más probable es que sus uñas se desgasten solas y no necesites ocuparte de ellas muy a menudo: vigílalas de vez en cuando, y simplemente córtale las uñas de los dedos laterales, o espolones cuando veas que están largas. En estos casos puede venirte bien utilizar simplemente una lima eléctrica, para suavizar los bordes de las uñas.

Si, por el contrario, tienes un perro que da paseos cortos, y se pasa la mayor parte de su tiempo tumbado en casa, entonces tendrás que cortarle las uñas con mayor frecuencia.

También debes tener en cuenta que, en general, las uñas de los perros de raza pequeña suelen crecer más rápido que las de los de razas medianas o grandes. En definitiva, cada perro es un mundo, de modo que lo mejor que puedes hacer es examinar sus uñas cada cierto tiempo para ver si necesitan un corte.

El cuidado de las uñas en gatos

Las uñas de los gatos tienen la particularidad de que son retráctiles, es decir, que apenas se ven si ellos no las sacan. Esto significa que, a diferencia de lo que ocurre con los perros, no se desgastan al andar, de modo que los propios gatos suelen rascar diferentes superficies para gastarlas y afilarlas.

A los gatos que salen a la calle nunca debería cortárseles las uñas, ya que le sirven para defenderse, para trepar e incluso para cazar pequeños animales. El mismo gato las mantendrá en perfecto estado, rascando en árboles o postes cuando necesite afilárselas, y manteniéndolas siempre a la longitud necesaria.

“En muchos casos no es necesario cortarles las uñas a los gatos, puesto que ellos mismos se encargarán de mantenerlas en buen estado, siempre que dispongan de rascadores adecuados en casa, o tengan acceso al exterior.”

Los gatos que viven en casa mantienen sus instintos, y por eso rascan en distintas superficies. Cuando vives con uno o más gatos, es fundamental proporcionarles rascadores adecuados, para que puedan satisfacer esta necesidad. No dejes de echarle un vistazo a nuestro artículo de Los mejores rascadores para gatos, donde estoy segura de que encontrarás un rascador que se adecúe a tu espacio y tus necesidades.

En la mayoría de los casos, de hecho, no debería ser necesario que le cortaras las uñas a tu minino, pero si tienes un gato poco activo, y no suele utilizar mucho su rascador, es posible que sus uñas puedan crecer demasiado, lo que hará que se curven y puedan llegar a clavársele. En este caso se le pueden cortar las uñas a los gatos, y de hecho sí que resultaría recomendable.

Cómo cortarle las uñas a un gato

Cortar las uñas a un gato

Si has decidido cortarle las uñas a tu gato, has de saber que posiblemente no te resulte fácil, sobre todo si ya es adulto y nunca lo has hecho. Si acabas de adoptar un gatito de pocos meses, te aconsejo empezar a habituarlo a esta tarea desde ya.

Yo cometí el error de no hacerlo con mi gato Ronno en su día, y una vez se convirtió en un gato adulto fue bastante complicado conseguir cortarle las uñas (más de un mordisco me llevé). Vamos, que si te preguntas cuándo cortar las uñas a un gato por primera vez, la respuesta es clara: cuando aún sea cachorro. Si no, cortar las uñas a un gato agresivo puede llegar a ser una tarea titánica.

Para empezar, debes saber que las uñas de los gatos, al igual que ocurre con las de los perros, cuentan en su interior con tejido vivo, compuesto por arterias y nervios, y debes tener mucho cuidado de no cortar demasiado para no llegar a esta zona, pues de lo contrario le harás mucho daño y le provocarás una hemorragia.

Antes de empezar con la sesión de manicura, ten preparado todo lo que vayas a necesitar. Elige un cortaúñas especial para gatos como los que te mostraba más arriba: se parecen a las tijeras que utilizamos nosotros, pero tienen una forma especial, adaptada a las uñas de los gatos, que son cilíndricas, y no planas como las nuestras.

También es buena idea que tengas preparadas gasas y polvos coagulantes, o agua oxigenada, por si tienes un accidente y le cortas más de lo debido. Para terminar, también es recomendable tener a mano algunas de las golosinas favoritas de tu minino, para premiarle por su buen comportamiento.

“Antes de intentar cortarle las uñas a un gato por primera vez, es imprescindible que esté acostumbrado a que manipulemos sus patas, y que se muestre relajado mientras lo hacemos.”

Antes de empezar a cortar las uñas del gato por primera vez, es imprescindible que esté acostumbrado a que le manipules las patitas. Acarícialo, coge una de sus patas, toca sus almohadillas, y presiona para sacar sus uñas. Si se mantiene relajado mientras haces estas cosas, vas por buen camino.

Muéstrale el cortaúñas que vas a utilizar, y permítele que lo examine y lo huela, empieza a tocarle las uñas con él, sin cortárselas, para que no lo vea como algo amenazante, ni le tenga miedo.

Por supuesto, elige un momento en que tu gato esté tranquilo y relajado. Ponlo sobre tu regazo, o siéntate a su lado y empieza la labor, siempre dándole muchos mimos y tranquilizándole. Si ves que te resulta difícil cortarle las uñas tú solo, puedes pedir ayuda a otra persona, que puede sujetarlo suavemente mientras tú haces el trabajo de manicura; eso sí, esa persona debe ser alguien en quien tu gato confíe, ya que de lo contrario es posible que se altere aún más y salga corriendo.

Presiona con suavidad la almohadilla para hacer que salga la uña, y corta sólo su extremo, ya que, como decía más arriba, si te pasas podrías llegar al tejido vivo y provocarle dolor y una hemorragia: ante la duda, siempre es mejor cortar de menos que de más. En la siguiente imagen puedes ver cómo hacerlo correctamente.

La manera correcta de cortar las uñas a los gatos

Ten en cuenta que es posible que no consigas cortarle todas las uñas a tu gato en una sola sesión. Si ves que se impacienta, que se pone nervioso y se quiere ir, déjalo, y ya seguirás en otro momento: nunca le obligues o harás que odie que le cortes las uñas.

Sobre todo, mantente calmado y relajado en todo momento: nunca regañes al gato, ni le grites, ya que si lo haces es posible que no te deje cortarle las uñas en el futuro. Si se resiste, simplemente intenta tranquilizarlo con caricias y hablándole suavemente, incluso ofreciéndole alguna golosina. También puedes intentar utilizar feromonas para gatos, que le ayudarán a relajarse.

Si le cortas demasiado la uña, accidentalmente, y tu gato empieza a sangrar, mantente calmado y aplícale polvos astringentes o agua oxigenada, utilizando una gasa, para cortar la hemorragia.

Como Cortarle Las Uñas A Un Gato | Cortar Uñas Gato

¿Cada cuánto tiempo debería cortarle las uñas a mi gato?

La frecuencia con la que debes cortarle las uñas a tu gato depende en gran medida de sus hábitos de rascado, y de lo activo que sea. En general, es posible que necesites hacerlo cada dos o tres semanas, aunque lo mejor es que le examines las uñas a menudo, para saber si necesitan un corte.

Sobre la desungulación en gatos

Para terminar me gustaría hablar de esta práctica que, por fortuna, cada vez está siendo prohibida en más sitios. Se trata de la desungulación, una operación que tiene como objetivo quitarle las uñas a los gatos y que, desde ya, te digo que es una auténtica aberración.

Se trata de una operación quirúrgica que requiere de anestesia general, y en la cual, no sólo se eliminan las uñas, sino que se le amputa al pobre animal la última falange de cada dedo, para que así no vuelvan a crecer. Esto significa que el gato quedará mutilado para siempre, y además tendrá problemas físicos e incluso emocionales toda su vida.

A parte del dolor que tendrá que soportar el gato tras la operación, una vez se recupere de ésta le será imposible trepar ni rascar, algo que los gatos hacen con diversos fines, como por ejemplo marcar su territorio, liberar estrés o estirarse.

“La desungulación en gatos es una operación quirúrgica que requiere anestesia general, y en la cual se amputa la última falange de cada dedo, lo que dejará al gato mutilado de por vida, algo que le provocará problemas físicos e incluso emocionales.”

La falta de la última falange de sus dedos, afectará al gato a la hora de moverse y de andar. Las garras son las que soportan todo el peso del gato, y cuando caminan utilizan toda la extensión de la garra. Al amputarles el extremo, no tendrán más remedio que modificar su postura y su forma de andar, lo que con el tiempo puede acabar por causarle cojera y lesiones dolorosas.

Por todo esto es una opción absolutamente desaconsejable. Cuando alguien adopta un gato debe ser consciente de que tiene uñas, y de que hay una alta posibilidad de que utilice sus muebles para afilárselas, sobre todo si no se le proporciona un rascador adecuado. Si quieres más a tus muebles que a un gato, mejor no tengas gato, pero nunca lo mutiles.

FAQ: preguntas más frecuentes sobre el corte de uñas en perros y gatos (respuestas rápidas)

¿Es realmente necesario cortarles las uñas a los perros y a los gatos?

En el caso de los gatos, en algunas ocasiones no será necesario que les cortes las uñas, ya que ellos mismos se encargan de mantenerlas en perfecto estado si cuentan con rascadores adecuados. Si no es así, sí que necesitarás cortárselas de vez en cuando.

En el caso de los perros, deberás revisar sus uñas con frecuencia. Si se trata de un perro que sale mucho y anda y corre por distintas superficies, es probable que sus uñas se desgasten de forma natural y no sea necesario cortarlas.

Sin embargo, en el resto de los casos es conveniente hacerlo, ya que unas uñas demasiado largas pueden derivar en diferentes problemas, causándoles heridas e impidiendo que el can ande normalmente. También pueden astillarse o romperse, causándoles dolor. Deberás prestar especial atención a la uña del espolón, ya que, al no estar en contacto con el suelo, no se desgasta.

¿Qué tipo de cortaúñas es el más adecuado para un gato?

Para cortarle las uñas a un gato, lo mejor es utilizar unas tijeras especialmente diseñadas para este propósito. Se trata de un tipo de tijeras cuya forma se asemeja hasta cierto punto a las que utilizamos nosotros, pero cuyas hojas tienen una forma especial, adaptadas a la forma de las uñas de los gatos, que son cilíndricas, y que nos permitirán hacer el trabajo de forma rápida y segura.

¿Qué tipo de cortaúñas es el más adecuado para un perro?

En el mercado podemos encontrar distintos tipos de cortaúñas para perros, y el más adecuado para tu peludo dependerá de su tamaño. Si tienes un perro de tamaño pequeño o mini, unas tijeras especiales para perros pueden servirte estupendamente: se trata de tijeras especialmente diseñada para la forma de las uñas de nuestros canes, que, a diferencia de las nuestras, son cilíndricas.

Si tu perro es mediano o grande, lo mejor es optar por cortaúñas tipo alicate o guillotina, que permiten ejercer una mayor presión, por lo que son más adecuados para cortar las uñas de los animales de mayor tamaño.

¿Puedo utilizar unas tijeras normales para cortarle las uñas a mi perro o a mi gato?

No: jamás deberías utilizar unas tijeras normales para cortarle las uñas a tu perro o a tu gato. Debes tener en cuenta las uñas de los humanos son muy diferentes de las de nuestros compañeros peludos: mientras que nuestras uñas son planas, las de ellos son cilíndricas, por lo que con unas tijeras normales nunca conseguiríamos cortarlas correctamente, e incluso podríamos hacerles daño.

¿Puedo limar las uñas de mi perro o gato en lugar de cortárselas?

Sí, es una posibilidad, y para ello existen limas eléctricas que resultan muy cómodas, ya que son inalámbricas y hacen el trabajo de forma rápida y segura. Su único inconveniente es que hacen ruido y vibran, por lo que es posible que algunos animales las rechacen en un principio, y podrías necesitar un periodo de adaptación, hasta que se acostumbren a ellas.

¿Cuál es la manera correcta de cortarle las uñas a un perro o a un gato?

A la hora de cortarle las uñas a tu perro o gato, elige un cortaúñas que esté especialmente diseñado para estos animales, como los que puedes encontrar en este artículo.

La manera correcta de hacerlo es cortar sólo la punta de la uña, con cuidado de no cortar demasiado, ya que en el interior de las uñas de perros y gatos hay un tejido vivo conocido con el nombre de hiponiquio, que está formado por vasos sanguíneos y un nervio, y que, si llegamos a cortarlo, le provocará dolor y una hemorragia al animal.

Y hasta aquí nuestro repaso sobre las mejores maneras de cuidar las uñas de tu perro o de tu gato. Espero haberte ayudado a resolver cualquier duda que pudieras tener para decidirte a empezar a cortarle las uñas a tu peludo en casa.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.

Declaración: si bien realizamos una minuciosa investigación para asegurarnos de que el contenido que ofrecemos es preciso y veraz, ten en cuenta que este artículo es meramente informativo, y en ningún caso se debe interpretar como diagnóstico o consejo veterinario. Asimismo te recomendamos que, en todo tema relacionado con la salud de tu peludo, consultes siempre con tu veterinario y confíes en su consejo.