Las señales de calma en perros: qué son y cómo interpretar esta forma de lenguaje canino

Así se comunica tu perro

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el 29/07/2021

Los seres humanos y los perros llevamos miles de años compartiendo nuestra vida, y hemos acabado por establecer una relación interespecífica muy especial que, sin duda, ha beneficiado a las dos partes que la componen.

Y es que, al fin y al cabo, a pesar de que, evidentemente, hay diferencias entre nosotros y los perros, también hay ciertas cosas que tenemos en común. Básicamente, ambas somos especies sociables que vivimos en comunidad y necesitamos relacionarnos con otros individuos y comunicarnos con ellos.

“Los perros se comunican todo el tiempo entre ellos, y también con nosotros, a través de una serie de un lenguaje corporal universal, conocido como señales de calma.”

Los humanos nos comunicamos, mayormente, a través del lenguaje hablado. Los perros no saben hablar, pero eso no significa que no se comuniquen entre ellos: en realidad, lo hacen todo el tiempo, a través de una serie de señales universales que todo perro que haya tenido una socialización adecuada es capaz de entender, independientemente de la zona del mundo donde haya nacido (en eso nos llevan ventaja).

Hablamos las señales de calma, un término que acuñó la especialista en comportamiento canino noruega Turid Rugaas tras años observando y documentando las señales corporales que utilizaban los perros cuando interactuaban entre ellos; su libro «El lenguaje de los perros: las señales de calma» es mundialmente conocido.

El lenguaje de los perros (las señales de calma) - Turid Rugaas

El lenguaje de los perros

* Te enseña a identificar las señales de calma
* Los perros las utilizan para comunicarse
* Sirven para evitar conflictos con otros perros
* Escrito por Turid Rugaas

Así, los perros se comunican constantemente, entre ellos, pero también con nosotros. El problema es que nosotros, muchas veces, no nos damos ni cuenta de las señales que emiten y, por lo tanto, no comprendemos lo que nos quieren decir.

Lo cierto es que hay que reconocer que, en este asunto, nuestros compañeros caninos ponen bastante más de su parte que nosotros. Ellos nos observan constantemente y, aunque no entiendan las palabras que decimos, sí que aprenden muy bien a interpretar nuestro lenguaje no verbal, el tono de nuestra voz, nuestros gestos (incluso aunque los realicemos inconscientemente). En resumen, en muchas ocasiones ellos nos conocen mejor que nosotros a ellos.

“Para convivir en armonía con nuestro perro, y crear un buen vínculo con él, es imprescindible que pongamos un poco de nuestra parte y hagamos el esfuerzo de observarle y aprender a interpretar las señales que emite.”

Por todo esto, si deseas convivir en armonía con tu perro, y crear un buen vínculo con él, merece la pena que pongas un poco de tu parte y hagas el esfuerzo de aprender a interpretar las señales que emite, que emplees tiempo en observarle con atención y que aprendas cómo comunicarte con él de forma correcta.

Profundizaremos en ello a lo largo de este post. No obstante, comenzamos mostrándote una imagen de la conocida ilustradora canina Lili Chan (de Doggie Drawings), en la que se resume de forma visual lo que significan ciertos gestos del lenguaje canino.

Lenguaje Canino - Ilustración de Lili Chan

Qué son las señales de calma

Como decía en la introducción, el término señales de calma fue creado por Turid Rugaas, una de las especialistas en comportamiento canino más reconocidas y respetadas del mundo, tras muchos años observando la forma en que interactúan los perros, y las señales que emiten para evitar conflictos entre ellos.

Las señales de calma vienen a ser una especie de lenguaje canino universal, que permite a los perros comunicarse entre ellos, y con el que, de hecho, también intentan comunicarse con nosotros.

Y es que no debemos olvidar que los perros son animales gregarios, es decir, que están hechos para vivir en comunidad, y, cuando se vive en comunidad, es importante poder comunicarte con tus congéneres y vivir en paz con ellos, sin conflictos. Al fin y al cabo, los conflictos y las peleas lo único que hacen es debilitar al grupo, y eso, en la naturaleza, es peligroso.

“Los perros son animales gregarios, es decir, que están hechos para vivir en comunidad, por lo que tienen un rico sistema de comunicación para tratar, en la medida de lo posible, de evitar conflictos y vivir en armonía.”

Los perros utilizan algunas de estas señales de calma para tranquilizarse a sí mismos, si se encuentran en una situación estresante, o si, por el motivo que sea, se sienten inseguros. Otras les sirven para transmitir calma a otros perros, e intentar que se sientan seguros y no los perciban como una amenaza.

También hay señales que sirven para indicar, tanto a otros perros, como a nosotros, los humanos, que se sienten incómodos o molestos ante alguna situación o ante alguna actitud nuestra. Por eso es importante que sepamos reconocer estas señales, ya que nos evitarían bastantes problemas que surgen de nuestra falta de comprensión hacia lo que nuestros canes intentan comunicarnos.

Turid Rugaas
Turid Rugaas es, muy probablemente, la mayor experta en lenguaje canino del mundo

Los cachorros aprenden estas señales durante las primeras fases de su desarrollo, interactuando con su madre y sus hermanos y, después, con otros perros, para así ir mejorando sus habilidades sociales y comunicativas. Por este motivo es muy importante que socialicemos correctamente a nuestros peludos, permitiéndoles interactuar con otros perros.

Turid Rugaas plasmó sus descubrimientos en un libro que tituló “El lenguaje de los perros: las señales de calma”. Es un libro corto, escrito de forma clara y directa, que se publicó por primera vez en 1996 y que, hoy por hoy, está considerado como una obra esencial sobre comportamiento y comunicación canina.

“La especialista en comportamiento canino noruega Turid Rugaas publicó en 1996 su libro ‘El lenguaje de los perros: las señales de calma’, que está considerado como una obra esencial sobre comportamiento y comunicación canina.”

En mi opinión, es un libro que no debería faltar en la biblioteca de cualquier persona que conviva con un perro, ya que nos ayudará a comprender mejor a nuestro peludo, y nos hará reflexionar, enseñándonos a observarle y a interpretar su lenguaje corporal.

Si deseas leerlo, puedes adquirirlo a través del siguiente enlace:

Principales señales de calma y cómo interpretarlas

Turid Rugaas catalogó alrededor de 30 señales de calma. Según observó, algunas de estas señales son utilizadas y comprendidas por la mayoría de los perros. Dependiendo del perro, y de su grado de socialización, dominará más señales o menos, es decir, su vocabulario será más o menos amplio.

A continuación veremos algunas de las señales de calma más comunes.

Lamerse el hocico

Perro lamiéndose el hocico

Esta es una señal que los perros utilizan muy frecuentemente para indicar a otro perro o a una persona que se sienten incómodos o estresados. Se trata de un movimiento rápido, que a veces cuesta llegar a percibir por nosotros (seguramente los perros lo perciben perfectamente); sin embargo, si observas a tu peludo, seguramente lo notarás.

Tu perro puede hacerla cuando se le acerca otro perro, cuando te inclinas sobre él, cuando le hablas en tono demasiado autoritario, cuando invades su espacio, cuando le examina el veterinario, etc.

Olfatear el suelo

Perro olfateando el suelo

De nuevo, ésta es una señal de calma que los perros utilizan muy frecuentemente. Tu perro puede hacerla, por ejemplo, cuando se acerca otro perro, cuando alguien camina directamente hacia él, o cuando le llamas de forma autoritaria, y percibe que estás enfadado.

Si tu perro hace esto cuando le llamas no es que esté pasando de ti, que haga como que no te oye o que te esté desafiando, sino que está intentando calmarte, de modo que si tu perro se pone a olfatear el suelo cuando lo llamas, es posible que tengas que revisar tu tono: es importante que siempre llames a tu perro con voz alegre y relajado, y sin gritar en exceso.

“Un perro puede ponerse a olfatear el suelo cuando se acerca otro perro, cuando alguien camina directamente hacia él o cuando le llamas de forma autoritaria y percibe que estás enfadado. Con este gesto, intenta calmarte.”

Por supuesto, los perros se pasan el tiempo olfateándolo todo, pero, si le observas, te darás cuenta de cuando lo hace simplemente por que le interesa un olor, o cuando se trata de una señal de calma.

Girar la cabeza

Perro girando la cabeza

Otra de las señales de calma más habituales es la de girar la cabeza. Puede ser más o menos sutil. En algunos casos consistirá en un movimiento rápido, en el que el perro girará la cabeza a un lado levemente y volverá a la posición inicial, y en otros será una señal más marcada y definida. A veces, puede que simplemente desvíe la mirada por unos momentos.

Es muy posible que tu perro haga esta señal cuando se acerca a otro perro. Está indicándole que va en son de paz, que no busca problemas. También puede estar intentando calmarle, si el otro se acerca demasiado rápido y directamente, o es muy efusivo.

Habitualmente, los perros, cuando se encuentran, suelen mirar hacia otro lado por unos segundos (ya sea girando la cabeza o simplemente desviando la mirada) antes de pasar a saludarse, sobre todo si no se conocen.

También es muy habitual que haga este movimiento si te inclinas sobre él, si le miras directamente a los ojos, o si intentas sacarle una foto, ya que se siente incómodo (por eso a veces resulta tan difícil conseguir buenas fotos de los perros).

Darse la vuelta (dar la espalda o el costado)

Perro dándose la vuelta

Se trata de una señal de calma muy efectiva: si tu perro está interactuando con otro perro y éste hace algo que le resulte amenazante (gruñir, jugar de modo demasiado intenso, acercarse de forma rápida y muy directa, etc.), es posible que se gire, ofreciéndole el costado, o dándole la espalda totalmente. De este modo, intentará conseguir calmar al otro perro, haciendo que rebaje la intensidad.

“Si tu perro está interactuando con otro perro y éste hace algo que le resulte amenazante, es posible que se gire, ofreciéndole el costado o dándole la espalda totalmente, para así intentar calmarle y que rebaje la intensidad.”

También puede hacer este gesto si le gritas o te enfadas con él, para intentar que, de esta forma, te calmes. Es, de hecho, una señal que también puedes utilizar tú mismo con tu perro, si se muestra muy excitado al saludarte o le notas nervioso. Normalmente, esto hará que se tranquilice.

Bostezo

Perro bostezando

El bostezo es una de las señales de calma que más utilizan los perros. Es una señal muy fácil de reconocer, y que indica que el animal se siente estresado o incómodo ante una situación.

Por supuesto, no estamos hablando del típico bostezo que tu perro puede hacer cuando tiene sueño, o acaba de despertarse. En estos casos, al igual que nos ocurre a nosotros, se trata de una simple respuesta fisiológica.

Por ejemplo, tu perro puede bostezar si le regañas o le das un tirón con la correa. Percibe que estás enfadado, y con el bostezo te intenta calmar. También es posible que bostece si invades su espacio, por ejemplo, si le acaricias demasiado, o le abrazas, para decirte que se siente incómodo.

Obviamente, el bostezo también es una señal muy utilizada durante las interactuaciones con otros perros, para indicar incomodidad ante una situación. Normalmente, el otro perro implicado responderá haciendo otra señal de calma, como por ejemplo lamerse el hocico: de este modo le indica que no busca problemas.

Moverse lentamente

Perro moviéndose lentamente

El hacer movimientos lentos es una señal que resulta muy efectiva para calmar. En muchos casos, los perros empiezan a moverse más lentamente en el momento que divisan a otro perro que camina hacia ellos, aunque aún esté a distancia. De ese modo le hace saber que no es una amenaza.

“En muchos casos, los perros empiezan a moverse más lentamente en el momento que divisan a otro perro caminar hacia ellos, aunque aún esté a distancia. De este modo le hace saber que no es una amenaza.”

También puede ocurrir que tu perro ande muy lentamente cuando le llamas, si tu tono le resulta autoritario o te percibe enfadado. De hecho, si al verle acudir despacio te irritas y le gritas o gesticulas exageradamente, lo único que conseguirás es que se mueva aún más despacio. Y no, no lo hace para fastidiarte, ni para provocarte: en realidad está intentando que te calmes.

Por todo esto, es recomendable que cuando te acerques a un perro, lo hagas despacio, sin movimientos bruscos, sobre todo si lo notas nervioso o asustado. De este modo harás que se sienta más tranquilo y no te vea como una amenaza.

Quedarse inmóvil

Perro inmóvil en el suelo

Un perro puede quedarse totalmente quieto, ya sea de pie, sentado o tumbado, cuando se siente intimidado o inseguro. Por ejemplo, si se acerca a él un perro más grande, o uno demasiado entusiasta, que llega corriendo y de forma muy directa. Es una señal con la que intentan tranquilizar al otro perro.

Del mismo modo, si percibe que estás enfadado, también es posible que se quede totalmente inmóvil, para así intentar calmarte.

Acercarse haciendo una curva

Perro acercándose haciendo una curva

Generalmente, los perros no se suelen acercar a otros perros en línea recta, sino que hacen una curva, o dan un pequeño rodeo. Y es que, en el mundo perruno, no se considera de buena educación eso de acercarse a otro individuo directamente.

El hacer un arco para acercarse a otro perro es, en definitiva, una señal de calma, destinada a hacerle saber que va de buen rollo y no busca conflictos, sino que solo quiere saludar. De hecho, si el otro perro se muestra inseguro, o muestra algún signo de agresividad, lo más probable es el arco sea aún más amplio, para así calmarlo.

“Hacer un arco para acercarse a otro perro es una señal de calma destinada a hacerle saber que no busca conflictos, sino que sólo quiere saludar. Es un gesto que tú también puedes hacer cuando te acerques a un perro.”

Por este motivo es muy recomendable que cuando tú te acerques a un perro, hagas una pequeña curva, sobre todo si notas que tiene miedo, si se muestra agresivo, o si está haciendo señales de calma como las que hemos visto (olfatear, volver la cabeza, etc).

Ponerse en posición de juego

Perro en posición de juego

Cuando un perro hace la típica posición de agacharse como si hiciera una reverencia, con las patas delanteras estiradas, puede estar invitando al juego a otro perro (sobre todo si mueve las patas delanteras de un lado a otro), pero también puede ser una señal de calma, si permanece totalmente quieto.

Se trata de un gesto que los perros hacen cuando notan que otro perro está nervioso, para hacerle saber que sus intenciones son amistosas, o también si son ellos los que se sienten inseguros, para así calmar al otro perro.

Interponerse

Perro interponiéndose

Cuando dos perros o dos personas (o incluso una persona y un perro) están muy cerca unos de otros, y se da una situación tensa, algunos perros se interponen físicamente entre ellos para que así se separen y no llegue a haber un conflicto entre ellos. Puede ocurrir, por ejemplo, si dos perros están jugando muy bruscamente, que un tercero se ponga entre los dos, para así tranquilizarlos.

“Algunos perros se interponen físicamente entre dos perros o personas si están muy cerca unos de otros y perciben una situación tensa, para así lograr que se separen y que no llegue a haber un conflicto entre ellos.”

Este es el motivo por el que, en ocasiones, si te abrazas con alguien, o si estás jugando con un niño y lo coges en brazos, por ejemplo, tu perro puede intentar meterse en medio para separaros.

No es que tenga celos y se ponga entre los dos para reclamar atención, sino que interpreta que puede haber un conflicto entre vosotros… ¡y es que los perros y los humanos tenemos formas diferentes de comunicarnos y de mostrar nuestro afecto, y a veces no nos entendemos del todo bien!

Cómo aprender a interpretar las señales de calma de un perro

Las señales de calma que enumeraba en el apartado anterior son algunas de las más comunes, pero no son, ni mucho menos, las únicas. En realidad, el lenguaje canino puede ser muy rico, y dependiendo del perro utilizará más o menos señales y añadirá más o menos matices. Todo es cuestión de que observes a tu perro muy atentamente, para aprender a distinguirlas.

En todo caso, si deseas ir un poco más allá, además de leer el libro de Turid Rugaas, también puedes profundizar un poco más en el tema, realizando un curso sobre las señales de calma, como los que te propongo a continuación.

Curso online sobre las señales de calma

Este curso online ha sido creado, y está impartido por José Luis Vázquez, un educador canino profesional con gran experiencia y entrenador de perros de asistencia, que es, además, el responsable de Ágora Canina.

En su curso “Señales de calma: la clave del adiestramiento canino”, nos enseña las bases de la comunicación canina, y los diferentes tipos de señales que utilizan los perros para comunicarse. No es necesario tener ningún conocimiento previo para realizarlo, y está destinado tanto a personas que convivan con un perro, como a profesionales que trabajen con perros (veterinarios, paseadores, peluqueros caninos, educadores, etc.).

El curso consta de un artículo y de cuatro clases en vídeo bajo demanda, que duran aproximadamente una hora en total. Podrás acceder a ellos de por vida.

Si te interesa este curso, o quieres ver más información sobre él, haz click en el siguiente enlace:

Dónde hacer el curso online de señales de calma

Curso completo de comunicación canina básica

Si quieres ir incluso más allá de las señales de calma, aprender a entender lo que tu perro expresa con su lenguaje corporal y comunicarte mejor con él, mejorando así vuestro vínculo, este completísimo curso sobre comunicación canina puede ser justo lo que necesitas.

Al igual que el curso sobre señales de calma que veíamos en el apartado anterior, está impartido por José Luis Vázquez, de Ágora Canina, y consta de seis artículos y dos horas de vídeo bajo demanda, material al que tendrás acceso de por vida.

Se trata de un curso que te permitirá profundizar en el entendimiento de los perros, y que te dará las claves para relacionarte de forma adecuada con ellos, respetando sus necesidades.

“En este curso completo sobre comunicación canina conocerás no sólo las señales de calma, sino también las de corte, las de estrés y las de amenaza. Te resultará útil si deseas entender mucho mejor el lenguaje corporal de tu perro.”

A lo largo de los diferentes temas del curso podrás aprender las claves del lenguaje corporal canino, analizando cosas como los movimientos de cola, las miradas o los cambios de peso corporal.

También verás los diferentes tipos de señales que emiten los perros para comunicarse. Además de las señales de calma, que son quizá las más importantes, ya que que los perros las utilizan en fases iniciales para prevenir y evitar situaciones de conflicto o incómodas, también verás lo que son las señales de corte, las de estrés y las de amenaza, y aprenderás como puede ir escalando el estrés de un perro.

Asimismo, en la última sección, aprenderás a aplicar en las situaciones cotidianas del día a día todo lo visto en los primeros temas, consiguiendo así mejorar la convivencia con tu perro.

Al igual que ocurría con el curso de las señales de calma, en el caso de que te interese hacer este curso sobre comunicación canina, no necesitas tener ningún tipo de formación previa sobre perros, simplemente tener ganas de entender mejor a tu compañero canino.

Si deseas ver más información sobre este curso, o quieres hacerlo, haz clic, en el siguiente enlace:

Dónde hacer el curso de comunicación canina

FAQ: preguntas más frecuentes sobre las señales de calma en perros

¿Qué son las señales de calma?

Las señales de calma son una especie de lenguaje corporal universal que utilizan los perros para comunicarse entre ellos e intentar evitar conflictos. Les sirven para expresar que se sienten estresados o incómodos ante una situación, y para apaciguar a otros perros. También las utilizan para intentar comunicarse con sus compañeros humanos.

¿Quién creó el término ‘señales de calma’?

El término ‘señales de calma’ fue acuñado por la experta en comportamiento canino noruega Turid Rugaas, tras muchos años observando las interacciones entre diferentes perros. En 1996 plasmó todo lo que había aprendido en un libro titulado ‘El lenguaje de los perros: las señales de calma’, que supuso una revolución en la forma de entender la comunicación canina.

¿Cuáles son las señales de calma más comunes?

Algunas de las señales de calma más frecuentemente utilizadas por los perros son lamerse el hocico, girar la cabeza, dar la espalda o el costado, bostezar, olisquear el suelo, moverse lentamente, o realizar un arco para acercarse a otro perro. Sin embargo hay bastantes más, y dependiendo del perro su lenguaje corporal será más o menos extenso.

¿Conocen todos los perros las señales de calma?

En principio sí, cualquier perro, independientemente del lugar del mundo donde haya nacido, o de su raza, conocerá las señales de calma, ya que es un lenguaje canino universal. Sin embargo, un perro que haya sido destetado demasiado pronto y no haya podido pasar los primeros meses de su vida con su madre y hermanos de camada, o uno que no haya sido socializado correctamente, puede desconocer estas señales, lo que dará lugar a serios problemas de comunicación.

Y hasta aquí nuestro repaso por todo lo referente a las señales de calma y el lenguaje corporal de los perros. Espero que el contenido te haya resultado de ayuda para comprender mejor a tu peludo.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos y/o servicios que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.