Agility: ¿cómo iniciar a tu perro? Accesorios, clubs y guía 2021

Todo lo que debes saber sobre el Agility

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el 06/09/2021

Si tienes un perro activo y con energía y buscas una actividad que le permita hacer ejercicio, el Agility puede ser una excelente opción: no solo conseguirás que tu amigo haga ejercicio, sino que además os divertiréis juntos y reforzaréis vuestro vínculo.

Set de entrenamiento para Agility - PawHut

Set de Entrenamiento Agility

* Completo pack de entrenamiento Agility
* Con valla de salto, postes de slalom, túnel y cuadrado
* Fácil de montar
* Con bolsas para un sencillo almacenaje

¿En qué consiste el Agility?

El Agility es una modalidad deportiva en la que un perro debe completar un circuito en el que encontrará una serie de obstáculos que tendrá que superar en un tiempo determinado con la ayuda de un guía humano, el cual le irá indicando lo que tiene que hacer a través de comandos verbales y gestos.

Se trata de una actividad de equipo, que requiere de una gran complicidad y sincronía entre el perro y su humano, ya que el animal deberá ir completamente suelto, y no está permitido que su guía le toque, ni a él ni a los obstáculos. Tampoco pueden utilizarse incentivos como juguetes o golosinas: es decir, el vínculo y la confianza entre los dos debe ser excelente, y la idea es que ambos se diviertan haciendo una actividad juntos.

Generalmente, los circuitos de Agility cuentan con entre 14 y 20 obstáculos diferentes, entre los que podemos encontrar cosas como túneles, pasarelas, vallas de salto, balancines, empalizadas, ruedas o slalom, entre otros, y el perro deberá superarlos de forma rápida y precisa.

En el siguiente vídeo puedes ver la espectacular final del Campeonato de Agility Crufts de 2019:

Agility - Championship Final | ​Crufts 2019


En principio, cualquier perro puede practicar Agility, independientemente de su raza y su tamaño, siempre que no haya algún problema de salud que lo desaconseje.

Eso sí, hasta que el can en cuestión tenga 18 meses es recomendable que no haga ejercicios con alto impacto, como saltos o giros bruscos, ya que hasta esa edad su sistema osteomuscular no está completamente desarrollado. No obstante, mientras llega ese momento podemos ir practicando con él otros ejercicios más suaves.

Cualquiera puede iniciarse en este divertido deporte con su perro, simplemente para disfrutar haciendo una actividad juntos y, quien quiera ir más allá y practicarlo más en serio, puede incluso participar en competiciones, si lo desea.

Orígenes del Agility

El Agility nació a final de la década de los 70 en Inglaterra de forma bastante casual. Fue en el año 1977, cuando los organizadores de la prestigiosa Exposición Canina Crufts encargaron a uno de sus miembros, John Varley, que organizara algún tipo de actividad que sirviera como entretenimiento para el público durante el descanso que había entre las pruebas de obediencia y las exhibiciones de grupo.

A Varley se le ocurrió hacer una exhibición en la que los perros tuvieran que saltar una serie de obstáculos, de forma similar a lo que hacían los caballos en las competiciones hípicas.

“El Agility nació a final de la década de los 70 en Inglaterra, como un entretenimiento para el público asistente a la Exposición Canina Crufts durante el descanso entre diferentes pruebas y exhibiciones.”

Como él no era adiestrador, y no tenía ni idea de cómo enseñar a los perros a hacer tal cosa, contactó con Peter Meanwell, un entrenador canino con muchos años de experiencia, y él fue quien ideó el primer circuito de Agility de la historia, diseñando los obstáculos de tal modo que fueran totalmente seguros para los perros, pero les permitieran crear un espectáculo entretenido, que debutó en la exposición canina Crufts del año 1978.

La exhibición tuvo tanto éxito, que muchos adiestradores caninos empezaron a practicar esta nueva actividad, y en 1980, el Agility fue reconocido de forma oficial como deporte canino por The Kennel Club, y su popularidad no tardó en extenderse por todo el mundo.

Beneficios del Agility

Agility perros

Sin duda lo que hace que el Agility se haya convertido en una actividad tan popular en todo el mundo es lo divertido que resulta, tanto para nosotros como para nuestros perros. Sin embargo, este no es el único beneficio que puede aportarnos este deporte canino. Veamos algunos de ellos.

  • El Agility es una estupenda manera de conseguir que tu perro haga ejercicio físico, ayudándole a mejorar su agilidad (obviamente), y también a desarrollar unos buenos reflejos y aumentar su flexibilidad.

  • Además de proporcionar a tu can la oportunidad de hacer ejercicio físico, el Agility también estimula al perro mentalmente, ya que, para completar un circuito, no sólo tendrá que guiarse por tus indicaciones, sino que, además, deberá tener cierta capacidad de análisis y de decisión para superar los diferentes obstáculos.

“El Agility es una actividad que proporcionará a tu perro la oportunidad de hacer ejercicio, además de estimularle mentalmente, al tiempo que mejora la comunicación, la compenetración y, en definitiva, vuestro vínculo.”

  • Practicar Agility con tu perro te enseñará a utilizar el lenguaje corporal para comunicarte con él de forma clara y efectiva, siendo más consciente de los gestos y movimientos que haces, por lo que la comunicación y la compenetración entre los dos mejorará considerablemente.

  • Tu perro aprenderá a estar pendiente de ti y a obedecerte mientras se está divirtiendo: de hecho, precisamente lo hará porque llegará a la conclusión de que cuando estáis juntos y te hace caso pasan cosas divertidas. En definitiva, vuestro vínculo se hará más estrecho.

  • El hecho de aprender a llevar a cabo diferentes ejercicios mejorará la autoestima y la seguridad en sí mismo de tu perro.

¿Pueden todos los perros practicar Agility?

Antes de empezar a practicar Agility con tu peludo debes tener en cuenta que no todos los perros son igual de adecuados para este tipo de actividad. Para empezar, hay ciertas razas que, debido sus características físicas, no son capaces de llevar a cabo ejercicios demasiado exigentes.

Es el caso de perros de razas muy grandes, como los mastines o grandes daneses, que normalmente son muy tranquilos y no tan energéticos ni ágiles como otras razas más pequeñas.

También deberás tener mucho cuidado si tu perro pertenece a una de las razas braquicéfalas, como puede ser el bóxer o el bulldog, ya que, debido a sus características físicas, suelen tener problemas respiratorios, por lo que no tienen mucha tolerancia al ejercicio físico, sobre todo si hace calor.

“Hay perros que, por sus características físicas, su edad o su estado de salud, no son los más adecuados para practicar Agility. Siempre es recomendable hacer un chequeo veterinario antes de iniciar a tu peludo en esta actividad.”

Otras razas que pueden tener problemas con ciertos ejercicios de Agility, sobre todo los que impliquen saltar, son los que tienen las patas muy cortas y el torso muy alargado, como es el caso del dachshund o el basset hound, ya que pueden dañarse la espalda.

Si tu perro ya va siendo mayor, o si tiene algún problema de salud, como una enfermedad cardiovascular, o una de tipo articular que pueda limitar su movimiento, como displasia de cadera o artrosis, el Agility no es el deporte más adecuado para él. De hecho, siempre es recomendable hacer un buen chequeo veterinario antes de empezar a practicar cualquier deporte con tu perro.

Si tu perro está entre alguno de los casos que he citado en este apartado, pero aún así te gustaría poder practicar Agility con él, siempre puedes crear un circuito que se adapte a sus características y particularidades, evitando los ejercicios de más impacto, y optando por otros que resulten menos exigentes físicamente, permitiendo a tu perro que vaya a su ritmo, sin forzarle y divirtiéndoos juntos.

Si notas que tu perro no está cómodo haciendo los ejercicios, y no lo pasa bien, no le fuerces: al fin y al cabo, hay muchas otras actividades que podéis hacer juntos.

Razas de perros más adecuadas para practicar Agility

Si bien, en principio, casi cualquier perro podría practicar Agility dentro de sus capacidades, sí que es cierto que hay razas que suelen ser más adecuadas para este deporte canino, ya sea por su constitución física o por su carácter. Sin embargo, también es cierto que muchos perros sin raza son excelentes en el Agility.

Hay ciertas características que hacen que un perro pueda llegar a ser excelente en Agility: que sea inteligente y aprenda con facilidad; que tenga un temperamento vivaz y un carácter equilibrado y dócil gracias al cual esté dispuesto a seguir las instrucciones de su guía; y, por supuesto, que sea ágil, activo y rápido.

Con todo esto en mente, hay que reconocer que hay ciertas razas que parten con ventaja, ya que poseen muchas (si no todas) de estas características, lo que hace que destaquen en los campeonatos de Agility. Veamos algunas de ellas.

Border Collie

Border Collie Agility

Destacan por su gran inteligencia y su facilidad para aprender. Son perros muy dinámicos, ágiles y activos, con grandes dosis de energía. Todas estas características hacen que los Border Collies sean ideales para practicar Agility y que, de hecho, sea la primera raza que se nos viene a la cabeza al pensar en este deporte canino, ya que suelen ser las grandes estrellas del espectáculo.

P!nk the border collie wins back-to-back titles at the 2019 WKC Masters Agility | FOX SPORTS

Pastor Australiano

Pastor australiano Agility

Se parecen bastante a los Border Collies, si bien son algo más grandes. Se trata de perros que disfrutan del ejercicio y el trabajo, y son muy inteligentes y rápidos aprendiendo, lo que hace que sean excelentes en Agility.

Jack Russell Terrier

Jack Russell Terrier Agility

Se trata de una raza pequeña, pero dotada de un cuerpo compacto y musculoso y de una gran energía, que requiere de una buena dosis de ejercicio. Son perros muy ágiles y, si bien pueden resultar bastante tercos, son muy inteligentes, por lo que, con una buena motivación, aprenden con facilidad.

Caniche

Caniche Agility

Sean del tamaño que sean, los caniches son perros atléticos, ágiles y juguetones, con una gran inteligencia y facilidad para aprender, por lo que suele dárseles estupendamente el Agility.

Cocker Spaniel

Cocker Spaniel Agility

Puede que en principio no lo parezca, pero estos perros de aspecto dulce y porte elegante y señorial son excelentes en Agility, debido a su carácter juguetón y activo, su cuerpo compacto y atlético y su inteligencia, que hace que sea fácil entrenarlos.

Perro de agua español

Perro de agua español Agility

Es un perro de tamaño mediano y complexión atlética y musculosa, y además es muy inteligente y tiene un carácter obediente por lo que aprende rápidamente, resultando, por lo tanto, ideal para el Agility, cuya práctica puede venirle estupendamente, ya que es un perro que necesita actividad física y estimulación mental.

Papillón

Papillón Agility

A pesar de su pequeño tamaño y su aspecto de peluche, el Papillón es un perro sorprendentemente rápido y atlético, lo que, unido a su inteligencia y su facilidad para aprender, lo hacen ideal para la práctica del Agility.

Shetland

Shetland Agility

Esta raza de pastoreo es parecida al Collie, aunque de menor tamaño, y se le da genial el Agility, ya que se trata de perros rápidos y activos, además de ser muy inteligentes y aprender con gran facilidad.

Pastor Alemán

Pastor Alemán Agility

Esta popular raza fue criada en sus inicios para el pastoreo, pero, debido a su gran versatilidad e inteligencia y a lo rápido que aprenden, hoy podemos verlos ejerciendo las más diversas tareas: desde perros de rescate, hasta lazarillos, perros guardianes, perros policía, etc. Debido a estas características, y a su fuerza y sus capacidades atléticas, se trata de una raza a la que el Agility se le da muy bien.

Golden Retriever

Golden Retriever Agility

Al igual que ocurre con el Pastor Alemán, los Golden Retriever son altamente inteligentes y versátiles, y además tienen un carácter estable y dócil, todo lo cual hace que sea muy fácil enseñarles cosas. Además de todo esto, se trata de un perro muy activo y juguetón, que requiere una buena dosis de ejercicio diario. Por todos estos motivos, el Agility es una actividad ideal para ellos.

Pastor Belga Malinois

Pastor Belga Malinois Agility

Esta raza es excepcionalmente inteligente y aprende con gran rapidez, además de contar con un cuerpo atlético, ligero y estilizado, pero muy fuerte. Se trata de un perro muy activo y prácticamente incansable, que requiere de actividad física y estimulación mental. Todas estas cualidades hacen que, sin duda, destaquen en Agility.

Cómo iniciar a tu perro en Agility

Si deseas empezar a practicar Agility con tu perro tienes dos opciones: apuntarte a un club de Agility, donde encontrarás orientación profesional; o bien hacerlo por tu cuenta, creando tú tu propio circuito de Agility en casa, si cuentas con un jardín que tenga un tamaño adecuado para ello. Veamos estas dos opciones con más detalle.

Clubs de Agility

Sin duda apuntarse a un club de Agility es la mejor opción si quieres iniciarte en este deporte con tu perro, ya que disponen de las instalaciones adecuadas, con todos los tipos de obstáculos, y además cuentan con profesionales que te orientarán, y varios grupos de Agility de diferentes niveles, de modo que tu perro y tú podréis ir aprendiendo a vuestro ritmo.

Los clubes tienen la ventaja, además, de que conoceréis a otras personas y perros, lo que os vendrá genial para socializar, tanto a ti como a tu peludo.

Una vez os hayáis iniciado en Agility, y compruebes si a tu perro se le da bien y, sobre todo, si lo disfruta, tú serás quien decida si deseas ir más allá y quieres entrenar más seriamente, para empezar a participar en competiciones.

“Inscribirse en un club de Agility es la mejor manera de iniciarse en este deporte con tu perro, ya que tendrás a tu disposición las instalaciones y obstáculos adecuados, además de profesionales que te orientarán.”

Para poder participar en un campeonato de Agility, además de ser miembros de un club, tu perro debe tener una edad mínima de 18 meses y estar identificado mediante microchip, entre otros requisitos. Para conocer toda la normativa que rige las competiciones de Agility en España, es recomendable que te leas el Reglamento de la Real Sociedad Canina de España.

En España podemos encontrar ya muchos clubs de Agility a lo largo y ancho de nuestra geografía. Éstos son algunos de los mejores.

Club de Agility Lealcan (Madrid)

Lealcan es una empresa que se dedica al adiestramiento canino en positivo y que cuenta con uno de los clubes de Agility más antiguos de la Comunidad de Madrid. Disponen de amplias instalaciones con todo tipo de obstáculos, y ofrecen clases y grupos para todos los niveles, además de organizar exhibiciones y competiciones de Agility. Todos los monitores de Lealcan son educadores caninos profesionales.

Club D’Agility Ciutat Comtal (Barcelona)

Situado en la montaña de Montjuic, en Barcelona, el club de Agility Ciutat Comtal ofrece varios cursos: por una parte encontramos la Escuela del Cachorro, destinada a perritos de entre 3 y 6 meses, que pondrá las bases para el aprendizaje; y, además, también hay cursos para iniciarse en Agility o para aumentar el nivel, y todos los años se organiza un campeonato.

Escuela de Agility Valencia

Situado a tan solo cinco minutos de Valencia, este club y escuela de Agility cuenta con tres pistas cubiertas y una pista exterior. Tras hacer un curso de obediencia y educación canina básica podrás inscribirte al club con tu perro para empezar a aprender con él todos los secretos del Agility.

Xanastur (Gijón)

Este club de Agility se encuentra en Gijón, y cuenta con unas instalaciones de unos 10.000 metros cuadrados, con dos pistas reglamentarias para competición, más una zona de iniciación. Existen tres grupos de Agility, con monitor: preagility, nivel iniciación y nivel medio/avanzado, de modo que podréis aprender a vuestro ritmo.

Mascoguau (A Coruña)

El club de Agility Mascoguau se encuentra en Ames, A Coruña, y cuenta con una pista cerrada de 1.200 metros cuadrados. Ofrece clases para cachorros y clases de obediencia, además de cursos de Agility, adaptados a las condiciones físicas del perro y su guía.

Agility Cantabria

Situado en la localidad cántabra de Elechas, el club Agility Cantabria cuenta con tres pistas de competición y un gran espacio para jugar con los perros y para que puedan correr sin peligro.

Ofrecen cursos de preagility, que te permitirán iniciarte con tu perro, aprendiendo las bases de este deporte progresivamente, y de Agility avanzado, para quienes deseen perfeccionar sus conocimientos, e incluso competir. Además, cada año organizan la Séxtuple, con seis días de competiciones en las que participan competidores de toda España e incluso de otros países.

Puedes ver todos los clubes de Agility que hay en España en la web de la Real Sociedad Canina de España.

Cómo hacer un circuito de Agility en tu casa

Si tienes la suerte de vivir en una casa que disponga de un jardín grande, puedes montarle a tu perro su propio circuito de Agility y empezar a entrenarle por su cuenta. Es una opción que te permitirá divertirte con tu perro, e ir aprendiendo a practicar este deporte a vuestro ritmo y sin presión.

Vamos a ver algunos ejemplos de productos que te permitirán tener toda una pista de Agility en tu casa.

Set de entrenamiento para Agility | PawHut

Set de entrenamiento agility para perros - PawHut

Se trata de un completo set de Agility para perros, que incluye los siguientes elementos:

  • Una valla de salto, que podremos ajustar a la altura que más nos convenga.
  • Ocho postes de slalom, que el perro deberá aprender a esquivar haciendo zig-zag.
  • Un túnel flexible de 148 cm, con un diámetro de 60 cm.
  • Un cuadrado de 88 x 88 cm.

El set de entrenamiento para Agility de PawHut viene con los elementos necesarios para su montaje y que los diferentes accesorios queden bien fijados al suelo, e incluye varias bolsas para guardarlo todo. Puedes verlo con más detalle, y comprarlo, si lo deseas, a través del siguiente enlace.

Vista previa Producto Precio
Set de entrenamiento para Agility (PawHut) Set de entrenamiento para Agility (PawHut) 69,99 € 61,99 €

Aro para Agility | Trixie

Aro para Agility - Trixie

Se trata de una valla con un aro de, aproximadamente, un metro de diámetro, a través del cual debe saltar el perro. Es muy fácil de montar, gracias a las correas de fijación ajustables que incluye, y una vez hayáis terminado el entrenamiento, podrás desmontarlo rápidamente.

El aro para Agility de Trixie viene con una práctica bolsa que te permitirá guardarlo o transportarlo, y está pensado para su uso en exteriores, ya que viene preparado para clavarlo en el suelo. Para verlo más en profundidad, o para comprarlo, haz click en el siguiente enlace.

Vista previa Producto Precio
Aro para la práctica de Agility (Trixie) Aro para la práctica de Agility (Trixie) 27,24 €

Balancín para Agility | Relaxdays

Balancín para Agility - Relaxdays

Se trata de un balancín de Agility para perros fabricado con madera de pino, y su superficie es de goma antideslizante, para mayor seguridad. Con él podrás entrenar el equilibrio y la concentración de tu can, que deberá aprender a caminar por la tabla, manteniendo el equilibrio mientras ésta baja.

Las medidas de este balancín son 180 x 30 x 54 cm (largo x ancho x altura máxima), y es adecuado para perros de hasta un máximo de 50 kg. Se entrega con instrucciones de montaje. Puedes verlo con más detalle –y comprarlo, si lo deseas– a través del siguiente enlace.

Vista previa Producto Precio
Balancín para la práctica de Agility (Eono) Balancín para la práctica de Agility (Eono) 74,37 € 68,35 €

Categorías y tipos de obstáculos en Agility

En las competiciones y pruebas de Agility hay tres categorías y hasta cinco alturas de salto. Cada perro entrará en una de ellas dependiendo de su tamaño, ya que, al fin y al cabo, no es lo mismo un pequeño Papillón que un Border Collie o un Pastor Alemán, y por lo tanto no pueden competir entre ellos. Veámoslas.

  • Categoría pequeña (small): es para perros que estén por debajo de los 35 cm de altura a la cruz, y se subdivide en dos categorías, cada una de ellas con una altura de salto (XS para perros por debajo de los 28 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de 15 a 20 cm; y S para perros de entre 28 y 35 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de 25 a 30 cm).

  • Categoría mediana (medium): es para perros de entre 35 y 43 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de entre 35 y 40 cm.

  • Categoría estándar (large): es para perros a partir de 43 cm de altura a la cruz y, al igual que la categoría pequeña, se divide en dos subcategorías, cada una de las cuales tiene su altura de salto (L, para perros de entre 43 y 50 cm de altura a la cruz, con una altura de salto de entre 45 y 50 cm; y XL, para perros de 50 o más cm de altura a la cruz, con una altura de salto de entre 55 y 60 cm).

“Las competiciones y pruebas de Agility cuentan con tres categorías y hasta cinco alturas de salto, y cada perro entrará en una de ellas dependiendo de su tamaño.”

El recorrido de una pista de Agility de competición debe estar compuesto por la mayor variedad posible de obstáculos, y tener una longitud de entre 100 y 220 metros. Los perros deberán superar entre 15 y 22 obstáculos, demostrando un buen equilibrio entre destreza y rapidez.

Los obstáculos que están homologados por la Federación Cinológica Internacional son los siguientes:

Saltos:

  • Vallas de salto, que pueden ser simples o agrupadas.
  • Muro o viaducto
  • Rueda, que puede ser desmontable o sólida.
  • Salto de longitud, que se compondrá de entre 2 y 4 elementos.

Contactos:

  • Balancín
  • Empalizada
  • Pasarela

Otros:

  • Túnel de lona
  • Túnel rígido
  • Slalom (con 12 postes)

FAQ: preguntas más frecuentes sobre el Agility

¿Qué es el Agility?

El Agility es una disciplina deportiva en la que un perro debe recorrer un circuito donde hay una serie de obstáculos que deberá superar limpiamente, en el menor tiempo posible, mientras su compañero humano le guía utilizando exclusivamente comandos verbales y gestos.

¿Es bueno el Agility para los perros?

Siempre que el perro no tenga algún problema de salud que le impida practicarlo, el Agility tiene muchos beneficios para los perros, ya que es una manera divertida de hacer ejercicio físico y les estimula mentalmente, mejorando su confianza y autoestima. Otra de las ventajas de este deporte canino es que mejora considerablemente el vínculo entre el perro y su compañero humano.

¿A qué edad puede empezar a practicar Agility un perro?

Para poder participar en campeonatos de Agility un perro tiene que tener, al menos 18 meses, ya que hasta esa edad su sistema osteomuscular no está completamente desarrollado, por lo que no es recomendable que haga ejercicios con alto impacto. Sin embargo, mientras el can alcanza esa edad sí que podríamos ir introduciéndolo en la práctica del Agility, enseñándole ejercicios más suaves, que sean adecuados para él.

¿Qué razas son las mejores para practicar Agility?

En principio, casi cualquier perro podría practicar Agility, siempre, por supuesto, dentro de sus capacidades. Sin embargo, hay razas que por sus características físicas y su carácter e inteligencia están más dotadas para este deporte. Es el caso del Border Collie, el Pastor Australiano, el Perro de Agua Español, el Caniche, el Pastor Alemán, el Pastor Belga Malinois, el Golden Retriever o el Shetland, entre otros.

¿Cómo puedo iniciar a mi perro en Agility?

Para iniciar a tu perro en esta disciplina deportiva canina la mejor opción es que os inscribáis juntos en un Club de Agility de tu Comunidad Autónoma, ya que de este modo tendréis a vuestra disposición instalaciones adecuadas, que contarán con obstáculos homologados, y con monitores profesionales que podrán aconsejarte e impartirte las clases necesarias para empezar a practicar Agility con tu peludo. En este post te hablamos de algunos de los mejores clubs.

Y hasta aquí nuestro repaso por todo lo referente a este dinámico deporte canino que es el Agility. Espero haberte ayudado a resolver cualquier duda que pudieras tener sobre el tema.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos y/o servicios que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.

Declaración: si bien realizamos una minuciosa investigación para asegurarnos de que el contenido que ofrecemos es preciso y veraz, ten en cuenta que este artículo es meramente informativo, y en ningún caso se debe interpretar como diagnóstico o consejo veterinario. Asimismo te recomendamos que, en todo tema relacionado con la salud de tu peludo, consultes siempre con tu veterinario y confíes en su consejo.