Cómo recoger los excrementos de tu perro fácil y correctamente: guía y mejores bolsas, dispensadores y recogedores

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el 17/07/2020

Sin lugar a dudas, compartir tu vida con un perro tiene muchas ventajas y reporta muchas satisfacciones, pero también conlleva una serie de obligaciones: proporcionarle una alimentación adecuada, tenerlo convenientemente desparasitado y vacunado, bañarlo y cepillarlo regularmente… y, por supuesto, sacarlo a pasear varias veces al día, para  que pueda hacer ejercicio y socializar, y también hacer sus necesidades.

Por desgracia, algunas personas son de lo más incívicas y no recogen las heces de sus perros, dejando el “regalito” en las aceras o el césped de los parques de nuestras ciudades, lo cual no solo resulta absolutamente molesto, sino que es ilegal (y conlleva pena de multa), además de ser un posible caldo de cultivo para diversas infecciones o enfermedades.

Bolsas para recoger excrementos de perro biodegradables - BIOOK

Bolsas biodegradables BIOOK

* Bolsas 100% biodegradables y compostables
* Con certificado “OK Compost Home”
* Hechas con materiales PLA y PBAT de alta calidad
* Grandes, resistentes y a prueba de fugas

Lo cierto es que las personas que no recogen las caquitas de sus perros nos perjudican a todos los que convivimos con un can y cumplimos con nuestras obligaciones, ya que provocan que aumente la animadversión que algunos sienten hacia los perros y (por extensión) hacia sus compañeros humanos, lo que puede repercutir en que en muchos sitios se nos prohíba ir acompañados de nuestros peludos.

Por eso, es totalmente imprescindible que cuando salgas a pasear en compañía de tu can vayas siempre bien provisto de un dispensador con bolsas para las heces de perro, tal y como nos recuerda la pegadiza canción de este simpático vídeo realizado por la Fundación Mascoteros para concienciar de la importancia de recoger las cacas de nuestros perretes.

'Con bolsitas'. Videoclip oficial. Campaña de concienciación de Fundación Mascoteros


En este artículo vamos a ver qué tipo de bolsas para excrementos de perro son las más adecuadas, y también veremos todos los accesorios que pueden sernos útiles para cumplir con nuestra obligación y mantener nuestros pueblos y ciudades libres de las cacas de nuestros canes.

Bolsas para la caca de perro: la importancia de escoger un formato 100% biodegradable

Bolsas para excrementos de perro biodegradables

Como decía en la introducción, cuando salimos a pasear con nuestro peludo nunca debemos olvidar llevarnos bolsas para recoger los excrementos de perro. Pero no todas las bolsas son iguales.

Por desgracia, muchas de las bolsitas para heces están fabricadas con plástico, y, si bien es cierto que cumplen su cometido, al permitirnos recoger las cacas para poder tirarlas en un contenedor o papelera, al final acaban suponiendo un serio problema medioambiental.

Y es que, si empleas una bolsa de plástico para recoger las cacas de tu perro estarás generando un residuo que puede llegar a tardar cientos de años en desintegrarse y, debido a lo que contienen tras su uso, no puedes deshacerte de ellas tirándolas al contenedor de plásticos, para que puedan ser recicladas.

Por este motivo, es imprescindible que nos concienciemos y empecemos a utilizar bolsas que sean 100% biodegradables para recoger los excrementos de nuestros peludos. Al fin y al cabo, piensa que en el mundo hay cientos de millones de perros que, generalmente, hacen caca al menos una o dos veces al día, cacas que, si eres una persona responsable y cívica recogerás utilizando una bolsita.

Haciendo números, esto significa que vas a utilizar, como mínimo, 365 bolsitas al año, y eso si tu perro sólo hace una caca al día, lo que normalmente no es así, puesto que muchos perretes hacen caca dos o incluso más veces al día. Total, que si multiplicas eso por los millones de perros que hay en el mundo, son muuuuchas bolsitas, ¿no crees? Bolsitas que, si son de plástico, se quedarán por ahí, contaminando el planeta durante siglos.

Teniendo todo esto en cuenta, las bolsas para perros biodegradables son la mejor opción con la que contamos en la actualidad para deshacernos de los excrementos de nuestros canes. Este tipo de bolsas están fabricadas a partir de materiales de origen vegetal, como por ejemplo el almidón de maíz, trigo o patata, por lo que se descomponen completamente en tan solo unos meses, sin dañar el medio ambiente.

Las bolsas para recoger excrementos de perro biodegradables que recomendamos | BIOOK

Bolsas para recoger excrementos de perro biodegradables - BIOOK

Características principales

* Bolsas 100% biodegradables y compostables
* Con certificado “OK Compost Home”
* Hechas con materiales PLA y PBAT de alta calidad
* Grandes, resistentes y a prueba de fugas

Si eres una persona concienciada con el medio ambiente, estas bolsas para cacas de perro de BIOOK te encantarán, porque son 100% biodegradables y compostables, tal y como lo certifica su sello OK Compost Home, un sello que otorga la certificadora TÜV Austria-Vinçotte, y que es una de las únicas certificaciones de compost casero en el mundo.

Las bolsas para excrementos de perro BIOOK, además, cumplen con la norma europea EN 13432, la cual describe las características que un material debe poseer para poder ser definido como biodegradable o compostable. Esta norma garantiza que un producto puede ser compostado industrialmente (puedes ver más sobre la norma aquí y aquí).

Para su elaboración se han utilizado exclusivamente termoplásticos biodegradables PLA y PBAT de alta calidad, lo que garantiza su descomposición total en unos 180 días, ya sea a través de un compost casero o en un vertedero, sin que en el proceso queden microplásticos ni se liberen productos químicos nocivos para el medio ambiente.

Además de todo esto, el canutillo central sobre el que van enrolladas las bolsas está fabricado a base de cartón reciclado por lo que también es biodegradable, al igual que el dispensador en forma de hueso que viene de regalo, puesto que está hecho con material PLA, al igual que las bolsitas. ¡En BIOOK han pensado en todo!

Pero, te estarás preguntando si, además de ser biodegradables y compostables, estas bolsas higiénicas para perros son también resistentes, porque, reconozcámoslo, a ninguno nos gusta ir a recoger las caquitas de nuestros peludos y mancharnos porque la bolsa sea demasiado fina o se rompa con facilidad.

Pues la buena noticia es que las bolsitas para excrementos de perro de BIOOK también cumplen en este terreno. Cada bolsa mide 23 x 32 cm, por lo que su tamaño es suficiente para contener, incluso, las cacas de los canes más grandotes. Además, son gruesas, realmente resistentes y 100% antifugas.

Por otra parte, la línea corte de las bolsas viene muy bien definida, lo que hace que resulte muy fácil cortarlas, sin que se rompan.

¿Quién debería comprar las bolsas para heces de perro BIOOK?
Quien esté concienciado con el medio ambiente y busque unas bolsitas para recoger las heces de su perro que, además de ser resistentes y de muy buena calidad, sean 100% biodegradables y compostables.

Las bolsas para recoger excrementos de perro biodegradables y compostables de BIOOK deben almacenarse en un lugar seco y fresco, y usarse en un plazo máximo de un año tras la compra. Cada rollito consta de 15 bolsas, y puedes comprar packs de 10 o 20 rollos. En ambos casos, vienen con un dispensador de bolsas biodegradable de regalo.

Para verlas con más detalle –o, si lo deseas, comprarlas– haz click en el siguiente enlace:

Otras bolsas para perros biodegradables interesantes

Si bien las bolsas para cacas de perro biodegradables BIOOK son nuestra recomendación, debido a su gran calidad y a que poseen certificados que garantizan su compostabilidad, también existen otras opciones que resultan perfectamente aceptables, y que podrían parecerte interesantes. Puedes verlas a continuación:

Bolsas para heces de perro oxo-degradables: por qué no son una opción recomendable

Bolsas para heces de perro oxo-degradables: no son recomendables

Las bolsas para cacas de perro biodegradables son cada vez más populares, ya que, por fortuna, cada vez somos más los que estamos concienciados de la necesidad de ir eliminando el plástico de nuestro día a día. Sin embargo, a la hora de elegir unas bolsitas para heces debemos fijarnos muy bien en lo que compramos, ya que hay algunos fabricantes que intentan darnos gato por liebre, promocionando como biodegradables bolsas que no lo son.

Se trata de las bolsas para excrementos oxo-degradables, que, si bien en principio pueden parecer más ecológicas que las bolsas de plástico habituales, en realidad no lo son: sólo lo parecen.

En ocasiones, la manera en que los fabricantes describen estas bolsitas puede llevarnos a pensar que realmente son biodegradables, pero lo cierto es que, en realidad, se trata de bolsas que están fabricadas con plástico del de toda la vida, sólo que también incluyen unos aditivos que aceleran su descomposición.

Lo malo es que tras la descomposición de las bolsas, el plástico con el que están fabricadas no desaparece, simplemente se queda convertido en partículas diminutas, tan diminutas que no se ven, pero que no por ello dejan de estar ahí. Si bien, a priori, este tipo de bolsas pueden parecer menos dañinas que las bolsas de plástico convencionales, no está claro que su impacto medioambiental sea menor.

De hecho, hace unos años, la Universidad de Loughborough llevó a cabo un estudio que, precisamente, tenía la intención de evaluar el impacto medioambiental de los plásticos oxo-degradables, y su conclusión fue la siguiente:

“Incorporar aditivos a plásticos derivados del petróleo para acelerar su degradación no mejora su impacto medioambiental y potencialmente pueden dar lugar a ciertos efectos negativos.”

Y es que, según descubrieron, los plásticos oxo-degradables no son adecuados para los métodos de reciclaje convencionales, debido a la presencia de aceleradores de la degradación, pero tampoco lo son para el compostaje, al no ser realmente biodegradables, ya que los diminutos fragmentos de plástico resultantes se quedan en el medio ambiente durante mucho tiempo.

En resumen: se mire por donde se mire, y por mucho que pueda parecer que son mejores que los plásticos normales, en realidad esto no es así… simplemente al descomponerse dejamos de ver los plásticos, pero lo cierto es que siguen estando ahí.

De modo que, a la hora de comprar bolsas para recoger las cacas de tu perro, si buscas unas que realmente sean biodegradables, fíjate muy bien en la descripción que hace el fabricante, y en su composición: si afirma que se ha utilizado tecnología EPI en su fabricación, esto significa que son bolsas de plástico que llevan en su composición aditivos oxo-degradables para que se descompongan más rápidamente, pero ni son biodegradables, ni mucho menos compostables.

Es por eso que en este artículo no te recomendamos bolsas de este tipo: todas de las que hemos incluido enlaces de compra unos párrafos más arriba son realmente biodegradables y compostables.

El dispensador de bolsas de perro: un accesorio imprescindible

Dispensador de bolsas para perro

Tal y como hemos visto, cuando salimos a pasear en compañía de nuestro perro es imprescindible llevar con nosotros bolsas para así poder recoger las cacas que hagan. Si bien hay alguna gente que, simplemente, se mete unas cuantas bolsitas en el bolsillo al salir de casa, yo siempre he sido partidaria de llevarlas dentro de un dispensador de bolsas.

Los dispensadores de bolsas de perro son pequeños contenedores que, en mi opinión, resultan muy prácticos. Tienen el tamaño justo para meter dentro un rollo de bolsitas para heces estándar, y vienen con un mosquetón o una correa de velcro, que te permite engancharlo donde mejor te venga.

Personalmente, yo llevo siempre un porta bolsas de perro enganchado al asa de la correa de mi Rufus, pero hay gente a quien le resulta más cómodo acoplarlo en una trabilla para el cinturón, en el arnés de su can, o en un bolso o mochila. Eso ya va en gustos.

Lo que me gusta de tener el dispensador de bolsas enganchado al asa de la correa es que, de ese modo, nunca me olvido las bolsitas. Lo de coger dos o tres bolsas antes de salir de casa y metérselas en el bolsillo es una opción, pero corres el riesgo de olvidarte de cogerlas (yo seguramente lo haría la mayoría de los días, porque soy muy despistada).

Por otra parte, nunca se sabe cuántas bolsas vas a necesitar, porque hay veces que parece que nuestros perretes hacen la caca “por entregas”, y acabas gastando varias bolsas.

Vamos, no sé si a ti te ha pasado, pero a mí muchas veces: mi perro se pone en posición, y hace una caca. Aparentemente termina, saco la bolsita, y recojo el regalito. Cierro la bolsa, damos dos pasos, y el amigo decide que no se había quedado a gusto, y repite la operación… vamos, que hay días que en una salida me hace gastar hasta tres bolsitas el condenado.

Total, que he llegado a la conclusión de que lo mejor es tener bolsas en abundancia a mano: más vale que sobren que no que falten. De hecho, tengo la costumbre de, además del rollo que va en el dispensador, llevar uno extra en el bolso, por si las moscas, que a veces se acaban las bolsitas cuando menos te lo esperas.

Por suerte, en el mercado tenemos cientos de modelos de dispensadores de bolsas para recoger excrementos de perro que, por lo general, tienen un precio muy asequible. Los más típicos son de plástico y tienen forma de huesito (los famosos huesos de bolsas para perro), pero actualmente podemos encontrarlos con otros diseños y fabricados en otros materiales.

A continuación te dejo una selección de algunos de los mejores dispensadores de bolsitas para cacas de perro que podemos encontrar:

Recogedores de excrementos de perro o pooper scoopers: cómo te pueden facilitar la tarea

Pooper Scooper: recogedor de excrementos de perro

Si bien es verdad que la mayoría de la gente se las apaña con la típica bolsita para recoger los excrementos de sus perros, lo cierto es que no es demasiado agradable: las bolsas son delgadas y si la caca en sí es grande o está blanda, hay veces que acabas manchándote.

Si eres más bien escrupuloso y recoger las cacas de tu peludo te resulta muy desagradable, siempre puedes ayudarte, al hacerlo, de un recogedor de excrementos de perro, también conocido con el anglicismo pooper scooper. Veamos algunos modelos.

Pinzas recoge excrementos de perro: la alternativa más fácil de transportar

La mayoría de los recogedores de caca de perro tienen forma de pinzas, en las que acoplamos una bolsa, de modo que podemos recoger las heces de nuestro can sin necesidad de tocar nada con nuestras manos.

Tienen la ventaja añadida de que se trata de dispositivos de pequeño tamaño que resultan cómodos de transportar: en muchos casos, incluso cuentan con mosquetones que te permitirán enganchártelos al cinturón, bolso o mochila.

La pinza recogedora de caca de perro que recomendamos | Royal Care

Pinza recogedora de caca de perro - RoyalCare

Características principales

* Incluye compartimento para guardar bolsas
* Con mosquetón para llevar colgado del cinturón
* Con lado ampliable para residuos grandes
* Disponible en dos tamaños

Esta pinza para recoger heces de perro te vendrá genial si te desagrada el tener que limpiar las caquitas con el solo uso de una bolsita y tus manos: con la pinza no tendrás que tocar nada, y podrás recoger los excrementos de tu peludo cómoda y fácilmente.

Está fabricada en plástico, y cuando está cerrada tienen un diseño muy compacto, lo que hace que resulte cómoda de transportar, sobre todo porque incluye un mosquetón metálico que te permitirá llevarla colgada en una trabilla del cinturón, o también en un bolso o mochila.

Además de servirte para recoger las cacas de tu perro de forma cómoda, esta práctica pinza también hace la función de dispensador de bolsas, ya que incluye un compartimento destinado a guardarlas. Cuando tu perro haga sus necesidades, no tendrás más que sacar una bolsa y acoplarla a las pinzas, sujetándola a la parte dentada que sirve para este cometido.

Si tu perro ha hecho una caca grandota, tienes la posibilidad de ampliar uno de los lados de la pinza, ya que es extensible, para que así pueda contener todos los deshechos sin problemas. Una vez hayas recogido los excrementos, no tendrás más que cerrar la bolsita y tirarla en una papelera o contenedor.

Como el tamaño de las cacas de los perros varía mucho según se trate de un perro pequeño o grande, las pinzas pueden adquirirse en dos tamaños:

  • Pequeño: mide 13 x 10,5 cm (alto x ancho) y su profundidad es de 5,5 cm o 9 cm, según esté en modo compacto o expandido. Te vendrá bien si tienes un perro pequeño.

  • Grande: mide 18 x 15,5 cm (alto x ancho) y su profundidad es de 6,8 cm o 10 cm, según esté en modo compacto o expandido. Te vendrá bien si tienes un perro mediano o grande.
¿Quién debería comprar la pinza recogedora de excrementos RoyalCare?
Quien busque una manera más cómoda e higiénica de recoger las cacas de su perro, sin riesgo de mancharse las manos.

La pinza para recoger cacas de perro RoyalCare viene con un rollo de bolsitas para heces de regalo (aunque éstas no son biodegradables, por lo que te recomendamos usar algunas de las que te hemos hablado más arriba). Si deseas verla con más detalle, o decides comprarla, haz click en el enlace que encontrarás a continuación:

Otras pinzas para recoger el excremento de los perros interesantes

Si bien la pinza recogedora de excrementos de perro que recomendamos es la RoyalCare, hay otros modelos que también son interesantes, y que podrían gustarte más. A continuación te mostramos algunos:

Recogedores de heces de perro largos: para recoger los excrementos sin agacharse

Agacharse para recoger las cacas del perro puede resultar complicado y doloroso cuando se sufre de problemas de espalda. Para estos casos, o si simplemente buscas la comodidad, un recogedor de heces largo puede venirte que ni pintado, ya que te permitirá limpiar los excrementos de tu can sin necesidad de inclinarte ni tocar nada desagradable. ¿Qué más se puede pedir?

El recogedor de caca de perro largo que recomendamos | Uervoton

Recogedor de caca de perro largo - Uervoton

Características principales

* Mango de 60 cm que evita agacharse
* Hecho de plástico ABS resistente
* Se usa con una sola mano
* Puede plegarse cuando no está en uso

Si sueles padecer de dolores de espalda, o tienes algún problema de movilidad, agacharte para recoger las cacas de tu perro puede ser un suplicio. En este caso, utilizar un recogedor de excrementos largo como este de Uervoton que te propongo, puede ser una gran solución, ya que resulta realmente cómodo y práctico.

El recogedor consiste en unas pinzas con un mango de 60 cm de longitud que te evitará tener que inclinarte para limpiar una vez tu perrete haya hecho sus necesidades. Las pinzas, asimismo, son lo suficientemente grandes como para que quepan incluso las cacas de perros de raza grande (miden 14 cm de largo x 12 cm de ancho). Para utilizarlas no tienes más que ajustar una bolsa en ellas, y listo.

Se trata de un recogedor de heces de perro fabricado con plástico ABS, por lo que resulta resistente y robusto, pero al mismo tiempo es ligero (pesa 400 g), y cuando no lo estés utilizando puedes plegarlo, lo que te vendrá muy bien tanto para transportarlo durante tus paseos, como para almacenarlo en casa.

Utilizar el recogedor es muy sencillo: tan solo tendrás que tirar hacia arriba del mango que acciona las pinzas, las cuales llevan muelles de alta tensión, para garantizar un fuerte control de sujeción. Toda la operación se hace fácilmente, con una sola mano.

¿Quién debería comprar el recogedor de excrementos Uervoton?
Quien tenga problemas de espalda y desee poder recoger las heces de su perro sin necesidad de agacharse.

El recogedor largo de excrementos de perro Uervoton es adecuado para recoger las cacas de todo tipo de superficies, como hormigón, césped, tierra, etc. Puedes verlo más en profundidad –y comprarlo, si lo deseas– a través del siguiente enlace:

Vista previa Producto Precio
Recogedor largo de heces de perro - Uervoton Recogedor largo de heces de perro - Uervoton 16,99 €

Otros recogedores de excrementos de perro largos interesantes

El recogedor largo de excrementos de perro de Uervoton es, sin duda, uno de los modelos más prácticos y cómodos del mercado, y por eso es el que recomendamos. Sin embargo, no es ni mucho menos el único recogedor de este tipo que puedes encontrar y, de hecho, hay otros modelos que también son muy interesantes. A continuación te mostramos algunos de ellos:

Guía y consejos: por qué es indispensable recoger siempre los excrementos de tu perro

Cuando convives con uno o más perros debes tener muy clara una cosa: recoger sus excrementos es tu obligación. En realidad, imagino que si estás leyendo este artículo tú eres una de las personas que cumple con su deber, y limpia siempre, religiosamente, las cacas de su perro. De no ser así, no estarías buscando información sobre bolsas para heces o dispensadores.

Por desgracia, hay mucha gente que no cumple con esta obligación básica: mojones de todos los tamaños y formas “decoran” las aceras de nuestras poblaciones, y si ya hablamos de las zonas de césped, ni te cuento. La cantidad de cacas que yo he pisado desde que tengo perro, al pasear por una zona verde… vamos, si fuera verdad que pisar una mierda da suerte ya tendría que haberme tocado la Primitiva varias veces, y a estas alturas sería millonaria.

Dejar los excrementos de tu perro en la vía pública, sin recogerlos, está prohibido y, de hecho, conlleva pena de sanción. En realidad, en España no hay una ley general que regule este tema: las heces de los perros se consideran un residuo urbano y, por lo tanto, está en manos de cada municipio del país gestionar este tema, y determinar la cuantía de las multas por no recogerlos, que puede llegar hasta a los 3.000 euros en algunos casos (sobre todo si se es reincidente).

El caso es que, en muchas ocasiones, es difícil pillar “in fraganti” al infractor para poder sancionarlo, por lo que estas personas incívicas se van de rositas, dejando tras de sí las cacas de sus inocentes perros, y perjudicando a todos sus conciudadanos.

Pie a punto de pisar caca de perro

Y es que los excrementos de perro que se quedan sin recoger presentan una serie de inconvenientes más o menos graves. Para empezar, pueden ser un problema de higiene y salud pública, puesto que son un foco de bacterias, infecciones y enfermedades, que podemos transportar en el zapato a todas partes, si pisamos una; también en las ruedas de un coche, bicicleta, etc.

Pero además de esto, las cacas sin recoger ensucian nuestras calles y parques de manera muy desagradable, provocando malos olores, y dando una imagen lamentable de nuestros pueblos y ciudades.

Para terminar, la falta de civismo de algunas personas acaba por perjudicarnos a todos quienes compartimos nuestra vida con uno o más perros. Es totalmente lógico y comprensible que a la gente le moleste tener que ir esquivando cacas de perro cuando salen a pasear. De hecho, a mí me molesta, y mucho.

Lo malo es que esto, finalmente, hace que muchas personas que no son particularmente amantes de los perros (o que, directamente, no les gustan) acaben por sentir animadversión hacia nuestros peludos y, por extensión, hacia sus acompañantes humanos, metiéndonos a todos en el mismo saco, convencidos de que la mayoría de nosotros no recogemos los excrementos de nuestros canes.

Nada más lejos de la verdad. Siempre he sido de la opinión de que, si bien es cierto que hay demasiados excrementos de perro en nuestras calles, en realidad los que no limpian tras sus canes son un pequeño porcentaje. Sin embargo, este pequeño porcentaje se nota y molesta mucho, y acaba ocasionando protestas, totalmente justificadas, que tienen como consecuencia que nos prohíban ir acompañados por nuestros perros a muchos sitios.

Por fortuna, cada vez somos más las personas que estamos concienciadas de nuestro deber, y limpiamos tras nuestros perretes. Estoy convencida de que tú, si me estás leyendo, también lo haces. No olvides atar bien la bolsita que has utilizado para recoger los excrementos (mejor si se trata de una bolsa biodegradable) y tirarla en un contenedor o papelera adecuados.

EXTRA: los inventos más ingeniosos en lo que a recogida de excrementos de perro se refiere

Robot para recoger caca de perro: uno de los inventos más ingeniosos

Personalmente, siempre he pensado que lo de recoger los excrementos de tu perro no es algo que cueste demasiado trabajo y que, si bien es cierto que no es la tarea más agradable del mundo, tampoco es para tanto.

Yo me las apaño con una bolsita sin problemas, pero, si eres algo escrupuloso, puedes utilizar un recogedor de heces como los que hemos podido ver en este artículo, artilugios que, de hecho, pueden ser también muy útiles para personas con problemas de espalda, si se elige un modelo con mango alargado.

En España, al menos por ahora, no es fácil encontrar otros dispositivos más sofisticados para estos menesteres, pero en otros países, como Estados Unidos, nos llevan muchos años de ventaja y en su mercado es posible encontrar inventos de lo más ingeniosos que hacen que limpiar las heces de los perros sea aún más fácil.

Y es que, al fin y al cabo, en el país americano mucha gente vive en las típicas casas con jardín trasero, y en muchos de estos hogares viven uno o más perros, que en muchos casos salen a hacer sus necesidades a dichos jardines cuando tienen ganas, de modo que se hace necesario hacer una buena limpieza de cacas con frecuencia.

De ahí que algunas mentes emprendedoras hayan encontrado un filón inventando maneras de llevar a cabo esta ingrata tarea lo más rápida y cómodamente posible, y, si puede ser, sin tener que agacharse ni tocar nada desagradable. Hagamos un repaso por algunos de los mejores y más originales aparatos para recoger excrementos de perro que podemos encontrar… Quizá en un futuro próximo podamos disfrutar de ellos en nuestro país.

AuggieDog: un bastón-aspirador para cacas de perro

El AuggieDog es, sin duda, un gran invento: no sólo podrás recoger las cacas de tu perrito de manera supercómoda, sin necesidad de agacharte, ¡sino que además te sirve de bastón! La verdad es que lo veo ideal para personas mayores, o que tengan algún problema de movilidad.

Funciona de la siguiente manera: tú te lo llevas a modo de bastón y, cuando tu perro hace caca, sacas el AuggieDog de su base, pulsas un botón, y el aparatito aspira la caca. Según asegura el fabricante, es efectivo en todo tipo de superficies, ya sea césped, cemento o tierra. Una vez aspiradas, las heces quedan almacenadas en un depósito, que podrás vaciar en un contenedor adecuado, y listo.

The cool new pooper scopper power tool- Auggiedog


Una vez en casa, puedes limpiar el AuggieDog utilizando la estación de limpiado que se incluye y después dejarlo en la base de carga para que esté listo para el próximo paseo. ¿Qué más se puede pedir?

DooUp: una manera sencilla de eliminar manualmente las heces del jardín

El DooUp es un recogedor de heces de perro que, en principio, está pensado para utilizar en jardines, ya que es un tanto aparatoso para llevarlo contigo durante los paseos con tu perro (si bien la marca dispone de una mochila especialmente diseñada para contener el dispositivo y poder llevártelo en tus paseos).

Utilizarlo es sencillo, y se hace con una sola mano: simplemente pones el DooUp sobre la caca que quieres recoger, y empujas la palanca un par de veces. Sus palas recogerán el excremento y lo depositarán en un compartimento en el que hay una bolsa de plástico. Una vez la bolsa esté llena, simplemente se saca y se tira.

Automatic Pooper Scooper For Dogs


Además de recoger las cacas y almacenarlas, el DooUp también rocía la zona donde estaban con un líquido higienizante, de modo que va desinfectando a su paso. ¡Lo cierto es que sus creadores han pensado en todo!

Beetl Backyard Robot: un robot que recoge automáticamente los excrementos del jardín

El Beetl Backyard Robot, diseñado por la compañía Beetl Robotics, es ya el no va más en lo que se refiere a recogedores automáticos de excrementos de perro. Y es que viene a ser como los robots aspiradores tipo Roomba o Conga que utilizamos en casa, pero especializado en detectar y recoger cacas de perro.

Se trata de un robot que se pasea por el jardín buscando excrementos. Una vez detecta uno, se pone encima, bajan unas palas, lo recogen y lo almacenan en un contenedor sellado. El aparatejo se conecta a la nube para procesar las imágenes, y utiliza una cámara frontal y el análisis de imágenes en vivo para reconocer las cacas y entrar en acción.

An Autonomous Dog Poop Robot


Además, el Beetl Backyard Robot se puede programar para que sólo se mueva por una zona concreta, para así evitar que se pueda salir del jardín o que se meta en sitios donde no quieres que se meta. Y, al igual que las Roombas, cuando está bajo de batería, él solito se va a su cargador. ¡Todo un invento, sin duda!

Nota: si te preocupa especialmente la limpieza de tu hogar, no dejes de echarle un vistazo a nuestros posts sobre los mejores robots aspiradores para casas con mascota y sobre las mejores aspiradoras para pelos de perro o gato.

FAQ: preguntas frecuentes sobre bolsas, dispensadores y otros aparatos para recoger excrementos de perros

¿Pueden multarme si no recojo los excrementos de mi perro?

Sí. Dejar los excrementos de tu perro en la vía pública no sólo es incívico y anti higiénico, sino que está prohibido y es sancionable. Las heces de perro se consideran un residuo urbano, y está en manos de los ayuntamientos determinar la cuantía de las multas, que pueden llegar a ser, en algunos casos, de hasta 3.000 euros.

¿Qué tipo de bolsas son las más adecuadas para recoger las heces de perro?

Lo más adecuado es utilizar bolsas para heces de perro biodegradables y compostables, ya que las bolsas de plástico normales pueden llegar a tardar varios cientos de años en descomponerse, siendo tremendamente contaminantes. Sin embargo, las bolsas biodegradables, fabricadas con termoplásticos biodegradables derivados de materiales de origen vegetal, como el almidón de maíz, por ejemplo, se descomponen en pocos meses y no dañan el medio ambiente.

¿Son biodegradables las bolsas para heces oxo-degradable?

En realidad no. Las bolsas para heces oxo-degradables, si bien se promocionan como si fueran biodegradables, no lo son: están hechas con plástico, al que se le han añadido aditivos que aceleran su descomposición. Normalmente, este tipo de bolsas suelen especificar que se ha utilizado tecnología EPI en su fabricación, lo que significa que, si bien la bolsa en sí se descompone, quedan diminutos residuos plásticos en el medio ambiente.

¿Cómo puedo saber si una bolsa para heces de perro es realmente biodegradable y compostable?

A la hora de elegir bolsas para excrementos de perros deberás fijarte muy bien en la descripción del fabricante y en los materiales que ha utilizado para su fabricación. Las bolsas que son realmente biodegradables y compostables deben tener algún sello que lo certifique, como el OK Compost Home, y cumplir con la norma europea EN 13432. Si es así, se trata de bolsas biodegradables que pueden ser compostadas tanto en casa como industrialmente.

¿Qué es un pooper scooper?

Los pooper scoopers son recogedores de excrementos que facilitan la tarea de recoger las heces de los perros, sin necesidad de tocar nada. La mayoría de ellos consisten en una especie de pinzas a las que puede acoplarse una bolsa, para retirar las cacas. Algunos de ellos, además, llevan mangos alargados, que permiten poder retirar los excrementos sin necesidad de agacharse.

¿Son útiles los dispensadores de bolsas de perro?

Sí, ya que nos permiten llevar un rollo de bolsas para heces de perro cómodamente, y, además, al poder engancharse en el asa de la correa, o en un bolso o mochila, evitará que nos olvidemos de coger bolsitas al salir de casa.

Y hasta aquí nuestro recorrido por el «apasionante» mundo de la recogida de excrementos de perro. Espero haber resuelto cualquier duda que pudieras tener sobre este tema, y haberte sido de ayuda para elegir el tipo de bolsas, dispensadores y recogedores más adecuados para ti.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.