¿Es bueno el láser para jugar con los gatos? Guía, consejos y mejores juegos y punteros láser de 2020

Escrito por Marta Rodríguez

Artículo actualizado el 17/07/2020

En los últimos años, los punteros láser para gatos se han convertido en un juguete muy popular para nuestros mininos; y es que esa lucecita roja en continuo movimiento hace que incluso a los gatitos más vagos se les active el instinto de caza y empiecen a perseguirla sin cesar por toda la casa.

Juego de puntero láser manual para gatos - FYNIGO

Puntero láser para gatos FYNIGO

* Pack con 2 punteros láser para gatos
* Con interruptor on/off en vez de botón
* Doble función: también es una linterna
* Incluye ratoncito con plumas de regalo

Sin embargo, a pesar de su popularidad, los juguetes láser para gatos son bastante controvertidos: mientras hay quien los defiende alegando que consiguen que nuestros pequeños felinos domésticos hagan ejercicio, otras voces advierten de los peligros que conlleva un mal uso de este producto.

Pero… ¿quién lleva razón? A lo largo de este artículo vamos a hablar de si los juegos láser para gatos son buenos o malos para nuestros mininos, y veremos manera correcta de utilizarlos.

Juguetes láser para gatos: ventajas e inconvenientes

Utilizar un puntero láser para jugar con tu gato puede ser muy divertido y, si lo haces de forma adecuada, tener sus beneficios. Sin embargo, este popular juguete también puede provocar ciertos problemas a nuestros mininos. Veamos todos los detalles.

Ventajas de los juegos láser para gatos

Usados de forma controlada y con moderación, los punteros láser pueden ser un juego divertido para los gatos, con el que conseguirás que tu minino haga ejercicio y pase un buen rato. Éstos son algunos de los beneficios que puede tener este juguete, siempre que lo usemos correctamente.

Gato jugando con puntero láser

Un puntero láser puede conseguir activar a los gatos más perezosos

Si tienes un gato que no muestra interés por prácticamente ningún juguete, y no consigues que se mueva, un puntero láser puede serte de gran ayuda. Y es que son pocos los gatos que se resisten a perseguir ese puntito de luz roja que se mueve rápido y de forma impredecible: por muy vago que sea, sus instintos de caza van a verse estimulados, de modo que lo más probable es que empiece a perseguirlo para intentar atraparlo.

“Un puntero láser puede conseguir despertar el interés incluso de los gatos más sedentarios, consiguiendo que empiece a perseguirlo para intentar atrapar el puntito de luz roja.”

Para conseguirlo, simplemente apunta con el láser a un lugar cercano a donde se encuentra tu gato y empieza a moverlo, lentamente al principio, hasta captar su interés, para después ir aumentando la velocidad poco a poco, cuando empiece a intentar atraparlo.

Un puntero láser puede ser útil para hacer que los gatos más activos den rienda suelta a su energía

Si tienes un gato joven y activo, que está lleno de energía, más te vale proporcionarle juegos adecuados, que le permitan ejercitarse físicamente, o de lo contrario tendrás un gato al que, de vez en cuando, le darán los típicos “ataques de locura felina”, y lo verás corriendo por toda la casa como una exhalación, saltando por encima de las camas y sofás, subiéndose a mesas y estanterías… y tirando lo que encuentre por su camino. Te suena, ¿verdad?

Y es que los gatos que viven en interiores, sin salir nunca de casa, por lo general se mueven más bien poco, y tienen muy pocos estímulos, por lo que de vez en cuando necesitan liberar toda esa energía que van acumulando, corriendo por todas partes descontroladamente.

“Jugar con un puntero láser puede ayudarte a canalizar la energía de un gato joven y activo que no tenga oportunidad de salir al exterior.”

Y ahí es donde un puntero láser puede serte de ayuda, ya que conseguirás que tu gato corra persiguiendo el puntito rojo, con la ventaja de que correrá por donde tú quieras.

Un puntero láser puede sernos de ayuda para evitar ciertos conflictos

Un puntero láser utilizado en el momento preciso puede sernos de gran utilidad para evitar ciertas situaciones problemáticas, actuando como distractor. Por ejemplo, si convivimos con varios gatos y estalla algún conflicto entre alguno de ellos, el uso de un puntero láser puede conseguir distraerlos y que la cosa no llegue a más.

También puede venirnos bien en caso de que nuestro gato sea aficionado a acecharnos y atacar nuestros tobillos cuando caminamos por casa. Si éste es tu problema, intenta llevar siempre contigo un puntero láser (puedes llevarlo en un bolsillo), de modo que cuando veas que tu gato corre hacia ti puedas dirigir su atención al puntito rojo, en lugar de a tus sufridos tobillos.

Inconvenientes de los punteros láser para gatos

Si bien, como veíamos en el punto anterior, los punteros láser tienen sus puntos buenos, lo cierto es que, si abusamos de ellos o los utilizamos de forma incorrecta, pueden tener unos cuantos inconvenientes, más o menos serios. Veámoslos.

Puntero láser para gatos

Puede dañar los ojos de tu gato

Es bien sabido que los punteros láser pueden dañar los ojos, tanto de personas como de animales, en caso de que lo miremos directamente. Por este motivo, hay que tener mucho cuidado al jugar con un gato utilizando un láser, y nunca apuntarle directamente: apunta siempre hacia abajo, al suelo o cualquier otra superficie por la que quieras hacer correr a tu minino.

Puede provocar frustración y estrés a tu gato

Un puntero láser utilizado de forma inadecuada puede acabar por provocarle una gran frustración a los gatos. En la naturaleza, los gatos deben cazar para comer, y ése es un instinto que nuestros pequeños felinos caseros siguen conservando intacto, incluso aunque nunca hayan salido de casa y siempre dispongan de comida en su cuenco sin tener que hacer nada.

De hecho, ése es el motivo por el que les gusta tanto perseguir el láser, porque lo ven como una presa y quieren cazarla. El problema es que, cuando un gato sale a cazar en la naturaleza, acecha y persigue a su presa, y eventualmente la acaba atrapando y matando; sin embargo, jamás conseguirá atrapar esa lucecita roja, por mucho que se esfuerce.

Algunos gatos, simplemente se aburren del juego cuando se dan cuenta de que no consiguen atrapar la luz (es el caso de mi gato Ronno: en cuanto se dio cuenta que no podía cogerla, se negó a volver a jugar y punto).

“Jugar demasiado con un puntero láser puede hacer que tu gato se frustre y se estrese, ya que nunca será capaz de atrapar la luz que está persiguiendo.”

Sin embargo, otros siguen intentándolo una y otra vez y esto puede causar que se frustren y se estresen de manera considerable, por lo que estaríamos consiguiendo justo el efecto contrario que queríamos conseguir con el juego, que era que gato se divirtiera e hiciera ejercicio, quedando satisfecho al final.

Todo esto puede desembocar en ciertas conductas indeseables del gato, debidas a la frustración que sienten, haciendo que tire cosas, destroce alfombras, o incluso te ataque, mordiéndote o arañándote.

En los casos más graves, el juego con punteros láser acaba por crear una adicción al gato, que perseguirá cualquier luz o sombra que vea o crea ver por casa, causándole un estrés permanente que hará que nunca pueda llegar a relajarse del todo.

Cómo jugar correctamente con un puntero láser y tu gato

Juguete láser para gatos

Como veíamos en el apartado anterior, un mal uso del puntero láser puede causarle muchos problemas a tu gato. Sin embargo, si seguimos unas pautas, podemos sacarle mucho partido a este juguete, y divertirnos en compañía de nuestro minino. Veamos cómo hacerlo.

Para empezar, es recomendable utilizar un puntero láser manual, ya que serás tú mismo quien lo manejes y, por lo tanto, quien inicie, controle y ponga fin al juego, algo que es imposible hacer con un juguete láser automático.

Tal y como apuntaba en el punto anterior, con un puntero láser podemos replicar, hasta cierto punto, el ritual de caza de nuestro gato, permitiéndole que pueda acechar y perseguir a su “víctima”, es decir, el puntito de luz láser. Sin embargo, tenemos el problema de que dicha luz es intangible, y por lo tanto no puede atraparse.

“Si no quieres que tu gato acabe frustrado al jugar con un puntero láser debes controlar el juego y permitir que al final pueda atrapar algo tangible, como un juguete o un trocito de comida que le guste.”

Para conseguir que tu gato no se frustre ni se aburra con el juego, en primer lugar, las sesiones de juego no deben ser muy largas: con 15 minutos bastará. Puedes jugar de dos maneras:

  • La primera opción es empezar a jugar utilizando el puntero láser y, cuando hayas captado el interés de tu gato y llevéis un rato jugando, cambiarlo por un juguete tipo caña que tenga plumas o algún muñequito que tu minino pueda atrapar.

  • Otra opción es poner en puntos estratégicos un muñeco, a poder ser de color rojo, o también algún trocito de comida, por ejemplo su snack favorito, y terminar el juego apuntando con el puntero láser dicho muñeco o snack. De esta manera, tu gato conseguirá atrapar una “presa” al final, y entenderá que el juego ha terminado.

Por supuesto, durante el juego siempre debes estar atento y tener cuidado de no apuntar directamente a los ojos de tu gato. Si bien es cierto que los punteros láser para gatos suelen estar diseñados de manera que sean menos dañinos para los ojos, no dejan de ser un haz de luz concentrada, por lo que es recomendable no mirarla directamente.

El puntero láser para gatos que recomendamos | FYNIGO

Juego de puntero láser manual para gatos - FYNIGO

Características principales

* Pack con 2 punteros láser para gatos
* Con interruptor on/off en vez de botón
* Doble función: también es una linterna
* Incluye ratoncito con plumas de regalo

Este puntero láser manual para gatos de FYNIGO te permitirá pasar ratos muy divertidos con tu compañero felino, mientras estimulas sus instintos cazadores haciendo que persiga su luz. Te resultará muy cómodo de utilizar, ya que no es necesario mantener pulsado un botón todo el rato para emitir el láser, al contar con un interruptor de encendido y apagado.

Se trata de un juguete láser para gatos cuya carcasa es de acero inoxidable, y que funciona con una pila AA (que no se incluye). Para más comodidad, lleva un asa para que puedas colgártelo de la muñeca, y así evitar que pueda caérsete al suelo mientras lo estás utilizando. Además, cuenta con dos funciones: por una parte emite un haz de luz láser de gran alcance, y, por otra, también es una linterna bastante potente.

Para hacer más completo el juego, además, el pack incluye un ratoncito con plumas, que viene de regalo. Esto te permitirá combinar los dos juguetes, de modo que, tras un rato haciendo que tu gato persiga el puntito láser, puedas terminar la sesión apuntando al ratoncito. De este modo, tu gato conseguirá “atrapar una presa” al final del juego, lo que contribuirá a que no se sienta frustrado por no ser capaz de cazar la luz que ha estado persiguiendo.

¿Quién debería comprar el puntero láser FYNIGO?
Quien desee pasar un buen rato jugando con su gato utilizando un puntero láser de calidad, y terminar el juego permitiéndole ‘atrapar’ el ratoncito de juguete que viene de regalo.

El puntero láser para gatos FYNIGO viene en packs que contienen dos unidades del producto, además de un ratoncito de juguete con plumas. Si quieres verlo con más detalle, o te apetece comprarlo, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.

Dónde comprar el puntero láser FYNIGO

Otros punteros láser para gatos interesantes

Si bien hemos seleccionado el puntero láser FYNIGO, puesto que pensamos que se trata de un producto de calidad que, además, tiene un precio muy competitivo, puesto que incluye dos unidades, además de un ratoncito de juguete de regalo, hay otros productos similares que también resultan muy interesantes, y que también podrían gustarte. Puedes verlos a continuación.

La importancia de jugar con tu gato

La mayoría de los gatos que viven en interiores, sin salir nunca a la calle, son muy poco activos: no necesitan cazar para comer, y muchas veces carecen de los estímulos necesarios. Por eso es de vital importancia que dediquemos un ratito cada día a jugar con nuestro gato. Con tan solo 15 minutos bastará.

El juego diario te ayudará a construir y reforzar el vínculo con tu gato, y hará que haga ejercicio, estimulando sus instintos de caza, algo que le vendrá estupendamente para su salud, tanto física como mental.

“Jugar cada día con tu gato reforzará vuestro vínculo y le permitirá hacer ejercicio y estimular sus instintos de caza.”

Un buen juego debería permitirle a tu gato emplear sus habilidades de acecho y caza, y al final debería recompensarle con la obtención de una presa. Como hemos visto en este artículo, esto puede conseguirse utilizando un láser en combinación con otros juguetes, pero también puedes utilizar una clásica caña de juguete con plumas, que suele encantarles a nuestros mininos.

Es importante que, a la hora de jugar con tu gato, utilices siempre un juguete adecuado: nunca juegues con tus manos, ya que le estarás enseñando a verlas como presas a las que cazar.

En realidad, este suele ser un error muy habitual que solemos cometer todas las personas que convivimos con gatos, sobre todo si han llegado a nuestra vida cuando son gatitos aún muy pequeños: les provocamos con nuestras manos, haciendo que las atrapen.

En esos momentos resulta muy divertido, ya que, al ser tan pequeño, no nos hace apenas daño con sus uñas y sus dientecitos. Sin embargo, ese gatito tan pequeño y tan mono, va a crecer y entonces, por muy mono que siga siendo, sus uñas y sus dientes hacen daño, ¡y mucho!

Y lo malo es que él no va a entender que ya no queramos jugar empleando nuestras manos, y nos será muy difícil evitar los arañazos y los mordiscos… al fin y al cabo, le hemos enseñado nosotros mismos a jugar de esa manera. Por este motivo, es imprescindible que, a la hora de jugar con tu gato, utilices siempre un juguete.

Además de compartir juegos con tu gato, también es importante que tu compañero felino tenga a su disposición diferentes juguetes que le permitan jugar por su cuenta cuando lo desee. En este sentido, pueden ser muy interesantes los juguetes interactivos o de inteligencia, aunque también pueden venirte muy bien los juguetes o peluches con catnip, las pelotas, etc. Puedes encontrar diferentes opciones en nuestro artículo específico sobre juguetes para gatos.

FAQ: preguntas más frecuentes sobre los láser para gatos

¿Por qué les gustan tanto a los gatos los punteros láser?

Por muy domesticados que estén, los gatos siguen conservando intacto su instinto cazador, y cuando movemos el puntero láser no pueden evitar perseguir ese pequeño puntito rojo, que ven como una presa a la que acechar, perseguir y dar caza.

¿Son malos los punteros láser para los gatos?

Los punteros láser para gatos son muy populares, pero también bastante controvertidos. Si bien pueden ser útiles para estimular a nuestros mininos a moverse y hacer ejercicio, debemos tener en cuenta que el hecho de que sea imposible atrapar el punto de luz proyectado por el puntero puede llegar a frustrar al gato, y causarle estrés.

¿Cuál es la manera correcta de jugar con tu gato utilizando un puntero láser?

El gran problema de utilizar un puntero láser para jugar con un gato es que el animal puede acabar frustrado, puesto que jamás va a poder atrapar el pequeño punto luminoso que persigue. Por este motivo, para que el juego sea satisfactorio, es conveniente que el gato consiga “cazar una presa” al final.

Para conseguir esto tienes dos opciones: la primera es empezar a jugar con el puntero láser para despertar el interés del gato y después cambiarlo por una caña con plumas o algún muñeco que pueda atrapar. La segunda es dejar en algún punto un objeto, como un peluche o alguna golosina que le guste a tu gato, y terminar el juego conduciéndole hasta ese objeto, de modo que consiga culminar la caza y atrapar una “presa”.

¿Son recomendables los juguetes láser automáticos para gatos?

En realidad no: si quieres jugar con tu gato utilizando un puntero láser, lo recomendable es que utilices uno manual, que tú puedas controlar, y que siempre acabes el juego permitiendo que tu gato pueda atrapar algo, ya sea combinando el puntero láser con una caña o utilizando algún juguete o snack al cual puedas apuntar con el láser, conduciendo a tu minino hasta él.

¿Puede un puntero láser dañar los ojos de un gato?

Si bien, en general, los punteros láser que se fabrican como juguetes para gatos tienen una menor intensidad, para evitar, en la medida de lo posible, daños oculares, lo cierto es que no es en absoluto recomendable apuntar directamente a los ojos del animal con este tipo de juguete ya que, al fin y al cabo, no dejan de emitir una luz muy concentrada. Lo recomendable es apuntar directamente al suelo, para llamar la atención del gato, y jugar con cuidado, evitando siempre apuntarle a los ojos.

Y hasta aquí nuestro repaso por todo lo referente a los láser para gatos. Espero haberte ayudado a resolver cualquier duda que pudieras tener al respecto.

¿Te ha resultado útil este contenido? Puedes compartirlo con los siguientes botones. ¡Muchas gracias!

Sobre la autora:

Marta MascotaPro

Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliación: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.

Declaración: si bien realizamos una minuciosa investigación para asegurarnos de que el contenido que ofrecemos es preciso y veraz, ten en cuenta que este artículo es meramente informativo, y en ningún caso se debe interpretar como diagnóstico o consejo veterinario. Asimismo te recomendamos que, en todo tema relacionado con la salud de tu peludo, consultes siempre con tu veterinario y confíes en su consejo.