Los 5 mejores secadores de pelo para perros de 2020

Comparativa, opiniones y guía de compra

Guía rápida: un primer vistazo a las mejores secadoras para perros

Producto

Detalles

Artero Black 2 Motores

Secador profesional para perros - Artero Black 2 Motores
  • Secador profesional para perros
  • Motor dual con potencia total de 3000 W
  • Temperatura y caudal de aire regulables
  • Con manguera extensible y 3 boquillas

Ridgeyard

Secadora especial para perros con bajo nivel de ruido - Ridgeyard
  • Secador con bajo nivel de ruido para perros
  • Potencia total: 2800 W
  • Temperatura y caudal de aire regulables (8 niveles)
  • Nivel de ruido máximo de 60 dB

Display4Top

Secadora de pelo para perros con gran relación calidad-precio - Display4Top
  • Secador con buena relación calidad-precio
  • Potencia máxima de 2800 W
  • Flujo de aire y temperatura regulables
  • Incluye manguera extensible y 3 boquillas

WAHL Pet

Secador de mano para perros barato - Wahl Pet
  • Secador barato para perros
  • Potencia máxima de 1800 W
  • Incluye soporte multiposición
  • Tres niveles de calor y flujo de aire

DADYPET

Híbrido entre cepillo y secador portátil para perros - DADYPET
  • Híbrido de cepillo y secador para perros
  • Potencia máxima de 380 W
  • Cuenta con dos velocidades de aire
  • Cepillo tipo carda de acero inoxidable

Secador profesional para perros | Artero Black 2 Motores

Secador profesional para perros - Artero Black 2 Motores

  • Secador + expulsados con motor dual
  • Potencia total: 3000 W
  • Temperatura y caudal de aire regulables
  • Con manguera extensible y 3 boquillas

Si tienes un perro grande, especialmente si su manto es de pelo largo y espeso, te vendrá genial un secador para perros de tipo profesional como éste de Artero que te propongo, capaz de secar y expulsar toda la humedad del pelo del can de forma rápida y muy eficaz.

Este equipo es a la vez un secador y un expulsor de aire para perros, y cuenta con dos motores, que funcionan siempre al mismo tiempo. Puedes elegir utilizarlo con o sin calor, pero en caso de que elijas utilizar la función de calor, tanto la temperatura como el caudal de aire son totalmente regulables, de modo que podrás ajustarlo a las necesidades de tu can, para conseguir secarlo lo más rápidamente posible, sin dañar su pelo o su piel.

La potencia de este excelente secador + expulsador para perros es de 3000 W, mientras que alcanza una temperatura máxima de 52ºC y un caudal de aire máximo de 320 CFM (150 litros/segundo).

Debes tener en cuenta que, cuando se utiliza a máxima potencia, su nivel acústico es de 85 dB, de modo que, si tu perro se asusta de los ruidos, probablemente te vendrá mejor utilizarlo a menor potencia, aunque tardes un poco más en secarlo.

Artero Black 2 motores. Professional Dryer & Blaster

El pack de esta turbina secadora para perros incluye una manguera extensible, de 70 cm a 2 metros, y tres boquillas de diferentes tamaños, para que uses la que mejor te convenga en cada momento. Lleva dos filtros independientes, muy fáciles de extraer y limpiar, y es un secador relativamente compacto y ligero, lo que lo hace fácil de transportar y almacenar.

Quien busque un secador y expulsador para perros de calidad profesional. Especialmente efectivo para perros grandes y con pelo largo y espeso, que requieren equipos potentes.

La secadora de pelo para perros con calidad profesional Artero Black 2 Motores tiene unas dimensiones de 26 x 34 x 38 cm (ancho x alto x largo) y pesa 6,7 kg. Puedes verla con más detalle –y, si lo deseas, comprarlo– a través del siguiente enlace:

Dónde comprar el secador Artero

Secadora especial para perros con bajo nivel de ruido | Ridgeyard

Secadora especial para perros con bajo nivel de ruido - Ridgeyard

  • Bajo nivel de ruido (60 dB)
  • Potencia total: 2800 W
  • Manguera extensible (80 cm - 2 m)
  • Temperatura y caudal de aire regulables (8 niveles)

Esta secadora para perros de Ridgeyard ofrece una gran potencia, permitiéndote secar a tu peludo en un santiamén, de forma segura y cómoda, a pesar de tener un bajo nivel de ruido, ya que, incluso estando a plena potencia, no pasa de los 60 dB.

Cuenta con un motor de alto rendimiento, y tiene una potencia total de 2800 W. Podrás regular tanto la temperatura como el flujo de aire de manera muy sencilla gracias a su pantalla LED, simplemente apretando dos botones, y consta de un total de ocho niveles: el caudal de aire mínimo es de 20 m/s y el máximo de 68 m/s. En cuanto a la temperatura, puede ajustarse entre los 40 a los 65ºC.

La manguera de este práctico secador de perros es extensible, ofreciendo una longitud de entre 80 cm y 2 m. Además, puede girar 360 grados, para así ajustarse a diferentes direcciones de secado. Por otra parte, se incluyen tres boquillas de aire diferentes, que podrás alternar dependiendo de la zona del cuerpo de tu perro que estés secando.

Quien busque un secador de pelo para perros que sea potente y eficaz, pero que tenga un bajo nivel de ruido.

El secador para perros con bajo nivel de ruido Ridgeyard tiene unas dimensiones de 24 x 23 x 46 cm (alto x ancho x largo) y pesa 6 kg. Además, cuenta con un asa en su parte superior, para facilitar el transporte. Si deseas verlo con más detalle, o decides comprarlo, haz click en el siguiente enlace:

Dónde comprar el secador Ridgeyard

Secadora de pelo para perros con gran relación calidad-precio | Display4Top

Secadora de pelo para perros con gran relación calidad-precio - Display4Top

  • Gran relación calidad-precio
  • Potencia máxima de 2800 W
  • Flujo de aire y temperatura regulables
  • Incluye manguera extensible y 3 boquillas

Si buscas un secador de pelo para perros que tenga una buena relación calidad-precio, éste que te propongo de Display4Top puede ser la opción ideal, ya que ofrece unas excelentes prestaciones a pesar de que su precio es realmente asequible.

Se trata de una secadora para perros con una potencia máxima de 2800 W, y con un poderoso flujo de aire, que te permitirá secar a tu peludo de forma rápida y eficaz. Podrás regular tanto el caudal de aire (entre 15 y 62 m/s) como la temperatura (entre 30 y 70ºC), dependiendo de la zona del cuerpo del can que estés secando en ese momento.

Cuenta con una manguera extensible, de entre 81 y 210 cm, y tres boquillas con diferentes, que podrás alternar según la situación: la boquilla más plana viene genial para secar el exceso de agua justo después del baño; la alargada y puntiaguda concentra más el calor, por lo que es ideal para zonas con pelo muy espeso; y, por su parte, la boquilla alargada y estrecha es la más adecuada para zonas más delicadas, como el cuello y el vientre.

 Quien quiera comprar un secador para su perro que sea potente y eficiente, pero no desee hacer un gran desembolso de dinero.

La secadora para perros con buena relación calidad-precio de Display4Top tiene unas dimensiones de 18 x 16 x 40 cm (alto x ancho x largo), y cuenta con un asa en la parte superior para facilitar su transporte. Viene con un filtro extra, y está disponible en tres colores diferentes. Puedes ver todas las opciones –y, si lo deseas, comprar una– haciendo click en el enlace que encontrarás a continuación:

Dónde comprar el secador Display4Top

Secador de mano para perros barato | WAHL Pet

Secador de mano para perros barato - Wahl Pet

  • Precio muy económico
  • Potencia máxima de 1800 W
  • Incluye soporte multiposición
  • Tres niveles de calor y flujo de aire

Si tu perro no es muy grande, es posible que no necesites un secador tan potente como los que hemos visto hasta ahora. En el supuesto de que éste sea tu caso, este práctico secador de mano para perros de la reputada firma de productos de peluquería WAHL te vendrá genial, porque es muy económico, a pesar de que cumple su función de manera muy eficaz.

La potencia máxima de este secador para perros barato es de 1800 W, y tiene tres niveles de calor y de velocidad de aire, que podrás ajustar según lo necesites. También cuenta con un botón de aire frío.

Una de las características más interesantes del secador es que cuenta con un soporte que permite posicionarlo en diferentes ángulos, dejándote las manos libres, para que así puedas sujetar a tu perro y cepillarlo, al tiempo que lo secas. Cuando necesites más precisión, puedes extraerlo del soporte muy fácilmente, y utilizarlo como un secador de mano normal.

Con el secador se incluye una boquilla que sirve para concentrar y dirigir el flujo de aire con más precisión. Por otra parte, cuenta con un filtro de aire extraíble, para así facilitar su limpieza, y la base del soporte tiene pies de goma, para evitar que se mueva mientras está en uso.

Quien tenga un perro que no sea muy grande y desee hacerse con un secador ligero, práctico y barato.

El secador de mano barato para perros WAHL Pet tiene un cable de 4 m de longitud, lo que da mucha libertad de movimientos a la hora de utilizarlo. Puedes verlo más en profundidad, o comprarlo, si quieres, a través del siguiente enlace:

Dónde comprar el secador WAHL Pet

Híbrido entre cepillo y secador portátil para perros | DADYPET

Híbrido entre cepillo y secador portátil para perros - DADYPET

  • Combina secador de pelo y cepillo
  • Potencia máxima de 380 W
  • Cuenta con dos velocidades de aire
  • Cepillo tipo carda de acero inoxidable

Este híbrido entre cepillo y secador para perros de DADYPET puede venirte estupendamente para secar el pelo húmedo de tu perro al tiempo que lo cepillas, eliminando así el pelo suelto y dejándole el manto perfectamente seco, suave y sedoso.

Se trata de un producto que viene especialmente bien para perros con pelo largo, y es muy efectivo para terminar de secarlo una vez hayas retirado el exceso de humedad todo lo que te sea posible, utilizando toallas, ya que conseguirás acabar de secarlo y evitarás que se le enrede el pelo mientras lo haces.

La potencia máxima de este cepillo + secador de pelo para perros es de 380 W, de modo que no emite un calor muy intenso, por lo que no dañará la piel de tu can. Puedes ajustarlo a dos velocidades de aire distintas, según las necesidades del momento, o la zona que estés secando.

El cepillo en sí es de tipo carda, y sus púas son de acero inoxidable, con terminaciones redondeadas, para no hacerle daño al perro al cepillarlo. Una vez acabes de utilizarlo, podrás limpiarlo con un pequeño rastrillo, que también se incluye.

Quien tenga un perro de pelo largo y quiera hacerse con un cepillo que, además de eliminar el pelo suelto del can, también ayude para darle el último toque al secado tras el baño.

El híbrido cepillo + secador portátil para perros de DADYPET es muy ligero y resulta cómodo de usar, gracias a su cable de 2 metros, que da gran libertad de movimientos. Si quieres verlo con más detalle, o deseas comprarlo, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

Dónde comprar el secador DADYPET

Nota: si prefieres comprar, simplemente, un cepillo, no dejes de echarle un vistazo a nuestro artículo específico sobre cepillos y peines para perros y gatos, en el que encontrarás una gran variedad de opciones.

Guía de compra: cómo elegir el secador para perros más adecuado a tus necesidades

A la mayoría de los perros no les hace nada de gracia, pero lo cierto es que, de vez en cuando, es necesario bañarlos, y lo malo es que tras el baño viene el momento de secarse, algo que tampoco suele ser del gusto de nuestros peludos.

Si bien hay perros que tienen pelo muy corto y se secan bastante bien con toallas, muchos otros necesitan algo más para que su pelaje quede perfectamente seco. En estos casos, un secador para perros puede convertirse en una herramienta imprescindible en toda casa donde viva un can.

Actualmente podemos encontrar una gran variedad de secadores para perros en el mercado, desde los más sencillos y económicos hasta modelos sofisticados y potentes, adecuados para un uso más profesional. A lo largo de esta guía de compra vamos a ver por qué comprar un secador especial para perros es una buena idea, y qué factores tener en cuenta para poder elegir el más adecuado a tus necesidades.

¿Por qué es recomendable usar un secador para perros?

Es posible que pienses que, cuando bañas a tu perro, sea suficiente secarlo utilizando toallas, pero, si bien esto puede ser cierto en casos de perros con pelo muy corto, en la mayoría de los casos las toallas no consiguen secar por completo el manto de nuestros canes, sobre todo cuando hablamos de perros con pelo largo y espeso, con subcapa.

Lo cierto es que esa humedad que queda en el manto de los perros, además de que puede causar mal olor y hacer que tu peludo se enfríe, también puede originar hongos e infecciones, especialmente si el pelaje es muy denso.

Por todo esto, un secador para perros puede ser una herramienta realmente útil, ya que te permitirá secar por completo el pelo de tu can de forma rápida y eficaz, sin dañar su manto o su piel.

¿Puedo utilizar mi secador de pelo para secar a mi perro?

La respuesta corta a esta pregunta es no. Si bien puedes pensar que lo que es bueno para secar tu pelo también debe serlo para secar el de tu perro, en realidad esto no es cierto. El pelo de los perros es muy diferente al humano, y, aunque pueda parecerte lo contrario, su piel es más sensible que la nuestra. 

Esto se debe a que su temperatura corporal es más elevada que la nuestra, y esto hace que tengan más sensibilidad a las altas temperaturas, de modo que tu secador de pelo puede llegar a quemarle.

De hecho, los secadores para perros funcionan de diferente manera a los nuestros, ya que generan menos calor, pero expelen el aire con más potencia, de modo que lo que hacen es expulsar el agua de su cuerpo.

Por tanto, si te estabas preguntando «¿puedo secar a mi perro con mi secadora?», ten en cuenta que, desde luego, no es algo que resulte recomendable.

¿Quién debería comprar un secador para perros?

Si bien un secador para perros puede facilitarte en gran medida la tarea de secar bien el pelo de tu compañero canino, si se trata de un perro con pelo muy corto, como un pitbull o un galgo, por ejemplo, es posible que no te sea imprescindible, ya que te será bastante sencillo secarlos utilizando toallas.

Sin embargo, hay ciertas circunstancias en las que el uso de un secador para perros puede ser esencial.

Por ejemplo, si tu perro tiene un manto denso, sobre todo si se trata de una raza con pelo medio o largo y subcapa, el uso de una secadora para perros será casi obligado: con la toalla te será imposible quitarle toda la humedad, sobre todo en la subcapa, y tardará mucho en estar completamente seco, con los inconvenientes que esto conlleva.

Por otra parte, si vives en un sitio donde los inviernos son muy fríos y/o húmedos, sea como sea el pelo de tu perro, deberás asegurarte de que queda bien seco antes de salir a la calle, porque de lo contrario tu compañero canino podría coger frío y ponerse enfermo.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir un secador para perros

Si decides comprar un secador para perros, hay una serie de factores que deberías tener en cuenta para seleccionar el más adecuado a tus necesidades. Veámoslos.

Flujo de aire

A diferencia de lo que ocurre con los secadores de pelo para humanos, el aire que expelen los secadores para perros no está demasiado caliente, pero en cambio sale con más presión: de hecho, este tipo de dispositivos no secan por medio de calor, sino más bien lo que hacen es expulsar el agua de la piel y el pelo de los perros con su potente flujo de aire. De este modo, la delicada piel de los canes permanece sin daños ni quemaduras.

De hecho, es muy importante que el flujo de aire pueda ajustarse a diferentes potencias. Ten en cuenta que el manto de tu perro es más grueso en el lomo, por ejemplo, pero sin embargo es más fino en otras zonas, como la cara y el cuello, zonas que, además, tienen la piel más sensible. Por este motivo, es imprescindible que puedas regular el flujo de aire según la zona que estés secando en ese momento.

Temperatura

Como veíamos en el anterior punto, en general los secadores para perros utilizan la potencia del aire para secar el pelo de los canes; sin embargo, en muchos casos también utilizan algo de calor para conseguirlo.

Por este motivo, es importante que la temperatura del secador que adquieras sea ajustable, para que así puedas regularla de modo que tu perro se sienta cómodo y su piel esté protegida, sin riesgos de quemaduras.

Manguera

La mayoría de los secadores diseñados para perros cuentan con una manguera por donde sale el flujo de aire. Asegúrate de que esté fabricada con materiales de buena calidad para que no se rompa con la presión del aire, y de que sea extensible, para así proporcionarte una buena movilidad a la hora de secarle el pelo a tu can.

Nivel de ruido

Los perros son mucho más sensibles al ruido que nosotros y, de hecho, muchos se asustan del sonido de los secadores, las aspiradoras, etc.

Si bien ningún secador que compres, por muy bueno que sea, resultará totalmente silencioso, procura hacerte con uno que no haga demasiado ruido, y que cuente con varios niveles de potencia, ya que a menor potencia, menor será el ruido… si bien esto tiene el inconveniente de que tardarás más en secar a tu perro por completo.

Dependiendo de la tolerancia que tenga tu can al ruido, podrás optar por darle más o menos potencia al secador.

Fácil mantenimiento

Después de todo el tiempo que te pasas bañando y secando a tu perro, lo que menos necesitas es un secador que sea difícil de limpiar y mantener. Por este motivo, es buena idea elegir uno que tenga filtros fácilmente extraíbles, para poder limpiarlos o cambiarlos fácilmente.

¿Puede venirme bien un secador de mano?

Si bien la mayoría de secadores para perro son bastante grandes y llevan una manguera por donde sale el aire, también hay modelos más pequeños que puedes sostener con la mano. Se trata de secadores cuyo diseño es similar a los que utilizamos los humanos para secarnos el pelo, pero adaptados a las necesidades de los perros.

Este tipo de secadores pueden venirte bien para perros con pelo corto, o también si tienes un can de tamaño pequeño.

Cómo utilizar correctamente un secador para perros

Una vez has bañado a tu perro, lo primero que debes hacer, antes de usar el secador, es retirar el exceso de agua utilizando toallas. Utiliza una que sea suave y muy absorbente, y que cubra la mayor parte del cuerpo de tu perro.

Si se empapa, puedes usar una segunda toalla para secarlo aún más. En el caso de que tu perro tenga el pelo largo evita hacer movimientos circulares con la toalla, ya que podrías causar enredos.

Ahora que tu perro ya no chorrea agua y su pelo está simplemente húmedo, ha llegado el momento de utilizar un secador para perros. Si bien cada secador es diferente (y cada perro también), hay unas pautas generales que puedes seguir, y que te ayudarán a obtener un buen resultado. Veámoslas.

  • Para empezar, a la hora de elegir el sitio donde vas a secarle el pelo a tu perro, ten en cuenta que al usar un secador va a ser inevitable que salgan volando pelos, e incluso agua, por todas partes, ya que generalmente el flujo de aire de estos aparatos es bastante potente.
  • Para trabajar más cómodamente, sería buena idea que invirtieras en una  buena mesa de peluquería canina, que te permitiría ajustar la altura como mejor te convenga, de modo que no necesites agacharte o encorvarte. Estas mesas, además, cuentan con brazos de sujeción que te permiten asegurar a tu perro por medio de una correa o más, para que así no se caiga o se escape. Sin duda te haría el trabajo mucho más fácil.
  • Si tu perro tiene el pelo medio o largo, antes de utilizar el secador es recomendable que le des un cepillado. Esto eliminará cualquier enredo que pueda habérsele hecho durante el lavado o el secado con toalla, y además abrirá el pelo, facilitando el paso siguiente.
  • Ha llegado el momento de usar el secador. Lo más probable es que a tu perro no le haga demasiada gracia y, si es la primera vez que lo utilizas, incluso le tenga miedo. Por este motivo, lo mejor es empezar usándolo en el nivel más bajo de potencia, ya que hará menos ruido, y el aire saldrá con menos fuerza y temperatura.
  • Empieza a trabajar por las patas traseras, sin acercar demasiado la boquilla. No quieras apresurarte: permítele a tu perro que se vaya acostumbrando al ruido y a la sensación del aire en su piel.
  • Poco a poco ve acercando más la boquilla a la piel del perro, y pasa a secarle el cuerpo, haciendo movimientos cortos y lentos.
  • Si tu perro tiene pelo largo, cepíllalo al tiempo que le secas, para que no se le enrede el pelo.
  • Secarle a tu perro la cabeza y la cara puede ser complicado. Utiliza una potencia suave y no apuntes directamente a los ojos, nariz o boca. Si notas que tu perro está muy incómodo, o incluso tiene miedo, no lo presiones, en ese caso es mejor optar por dejar que esa zona acabe de secarse al aire.
  • Además de la cara, hay zonas como el ano o los genitales que también son muy delicadas, de modo que para secarlas es conveniente utilizar un ajuste menos potente y no acercar demasiado la boquilla.
  • Durante todo el proceso, permanece atento a tu perro. Si notas que lo está pasando mal, haz un descanso, tranquilízalo hablándole suavemente y con caricias. Tener a mano alguna golosina puede ayudarte mucho a crear una experiencia positiva.

Cómo conseguir que tu perro se acostumbre al secador

A muchos canes les asustan los ruidos fuertes, lo que hace que, a priori, utilizar una secadora para perros pueda ser bastante complicado. Pero no te preocupes: del mismo modo que le has enseñado a hacer otras cosas, puedes conseguir que se acostumbre al secador, siempre que estés dispuesto a  tener paciencia, y vayas paso a paso.

El objetivo es que tu peludo se acostumbre tanto al ruido que hace el secador, como a la sensación del aire sobre su piel y su pelo. Para empezar, muéstrale el secador apagado y permítele que se familiarice con él. Probablemente su reacción sea olfatearlo; cuando lo haga, prémialo con alguna chuche, para que lo asocie con algo positivo.

El siguiente paso sería encender el secador. En un principio ponlo en la potencia más baja, para que haga menos ruido. Es posible que tu perro se asuste y salga de la habitación. No le obligues a volver por la fuerza, intenta atraerlo ofreciéndole su golosina favorita, de manera que se dé cuenta de que, aunque hace ruido, el secador no supone ninguna amenaza seria.

Una vez que el perro esté más o menos cómodo en la habitación con el secador en funcionamiento, aplícale aire, en principio desde bastante distancia y por solo un momento, con movimientos suaves, y sin brusquedad. Alábalo y ofrécele alguna chuche, y poco a poco podrás ir alargando el tiempo de exposición.

Es posible que la primera vez no consigas secarlo por completo, pero, si tienes paciencia y no fuerzas la situación, con el tiempo tu peludo se acostumbrará al secador, y podrás utilizarlo sin problema.

Y hasta aquí nuestro repaso por los mejores secadores de pelo para perros que podemos encontrar en el mercado en la actualidad. Espero haberte ayudado a elegir el que más se adapte a tus necesidades y a las de tu perro.

También te podría interesar…

¿Te ha resultado útil este post? Nos harías un gran favor compartiéndolo en tus redes. ¡Gracias!

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Sobre la autora:

Marta Rodríguez
Marta Rodríguez

Amante de los animales, especialmente de los que conviven conmigo: mi perro Rufus y mi gato Ronno. Me gusta darles lo mejor, y quiero ayudarte a que escojas los accesorios más adecuados para tus mascotas.

Todos los productos que aparecen en este artículo han sido seleccionados por MascotaPro de forma independiente. No obstante, algunos de los enlaces del post son enlaces de afiliados: eso significa que, si haces una compra tras hacer clic en ellos, podríamos ingresar una comisión de afiliados.

Asimismo, en el caso de que se muestren precios de Amazon en el post, éstos se actualizarán cada día. Pero ten en cuenta que los productos cambian de coste constantemente en Amazon, por lo que su disponibilidad y precios pueden ser distintos a los aquí publicados.